Por las importaciones, cierra una fábrica en Córdoba

Medio centenar de operarios fueron despedidos por el cierre de la tradicional fábrica de pelotas “Priball”, en la ciudad cordobesa de Bell Ville, trascendió hoy.

El dueño de la compañía adjudicó el cierre al fuerte aumento de las importaciones provenientes desde China.
Bell Ville es considerada la “Capital de la Pelota de Fútbol” y allí funcionan varias empresas dedicadas a la actividad.

En la ciudad funcionan diferentes empresas de pelotas de fútbol y de insumos para la elaboración de las mismas.
“El fútbol en el sudoeste de Córdoba siempre fue un generador de trabajo para la gente más humilde. Hasta hace poco un trabajador cosía dos pelotas y comía toda la familia. Ahora no podemos generar eso porque los costos se fueron muy altos y no hay ventas”, dijo a La Nueva Mañana el dueño de la empresa, Mariano Privitera.

Dijo que en la empresa tratan de “desarrollar productos que no defrauden a los argentinos, por ello tienen costura manual y una larga vida útil, a la vez todo nuestro sector genera trabajo a miles de personas del interior del país”.

Además, se quejó de que la petrolera nacional YPF decidió comprar pelotas a China “sin apoyar el comercio local”.
“Hubiera sido más sano para el país que YPF hubiera optado por pelotas nacionales. El problema es que querían 900 mil pelotas en 3 meses y eso es mucho hasta para el gigante asiático”, explicó.

Además, mencionó que si les hubieran dado un plazo mayor se podrían haber reactivado el rubro de pelotas, “dejando a la vez por cada compra cerca de 10 millones de dólares en la economía regional, dinero que lamentablemente se fue para siempre del país”.

Privitera criticó a la Asociación del Fútbol Argentino por no usar productos nacionales y preferir la importación.
“No tenemos más ideales ni deseos de seguir trabajando en este país, bajo estas leyes e imposiciones, y contra esta fuerte competencia desleal”, señaló. (NA)