Por los incendios, evacuaron un barrio

EN LA LOCALIDAD CORDOBESA DE COSQUIN

Defensa Civil evacuó el viernes a los vecinos del barrio San José Obrero de la localidad cordobesa de Cosquín a raíz del intenso humo y por el riesgo de que las llamas alcancen las viviendas debido al avance de un frente del incendio forestal que se registra en esa zona del valle de Punilla.
El titular de Defensa Civil de la provincia, Diego Concha, dijo a Télam que la zona “más complicada del incendio está en el barrio San José Obrero, de Cosquín, donde se han evacuado y autovacuado unas 45 personas por el denso humo que hay en el lugar y había algunas personas con problemas respiratorios”.
Concha afirmó que actúan en el lugar 90 bomberos, que cuentan con la colaboración de cuatro aviones hidrantes, y precisó que las llamas “llegaron a unos 100 metros aproximadamente de las viviendas”, cuyo perímetro fue asegurado aunque continúan los trabajos.
El funcionario de Defensa Civil aseguró que “hemos armado un centro de evacuación” en Cosquín, coordinando por la municipalidad y defensa civil de la comuna, y sobre la situación en la zona aclaró que “la meteorología sigue siendo muy complicada por el viento sureste, con 24 grados de temperatura y un 38 por ciento de humedad”.

Viento.
El secretario de Gestión de Riesgo y Catástrofes de la provincia de Córdoba, Claudio Vignetta, señaló en diálogo con Télam, que la situación estaba controlada en la zona de San Roque “hasta que se produjo una rotación del viento, que de norte pasó a sur y nos trajo el fuego para el lado de Cosquín, en el cerro Pan de Azúcar”.
“Anteriormente iba dirigiéndose hacia la zona de San Roque, donde habíamos hecho una buena protección y lo íbamos a parar, pero nos cambió el viento y el fuego empezó a caminar para el Pan de Azúcar en el lado oeste y este”, precisó.
Las quince personas que habían sido evacuados el viernes en forma preventiva por los efectos del humo en la zona de Casa Bamba “esta mañana (ayer) ya están retornando a sus hogares”, dijo Vignetta, quién se mostró confiado en que el fuego será controlado, aunque señaló que los bomberos “van a tener que trabajar mucho, porque son líneas largas en zonas de difícil acceso”.
Sobre el origen del siniestro, el funcionario provincial indicó que “no cabe ninguna duda” que fue intencional, por lo que personal policial “está recabando información para identificar a los autores del inicio del fuego”, aunque hasta el momento no hubo detenciones. (Télam)