Por tercer día consecutivo el dólar cerró en alza

El dólar volvió a superar un récord, al saltar 22 centavos y venderse a $17,40 respecto de la jornada anterior, con sostenida demanda y una oferta cada vez más acotada, y un mercado financiero muy atento a los vaivenes pre-electorales.
Si bien en algunas entidades financieras llegaron a ofrecer la moneda norteamericana a $17,45 y $17,50, según el promedio que realiza el Banco Central finalizó a $16,96 para la compra y a $17,40 para la venta.
El dólar tocó, de ese modo, un nuevo techo y acumuló 8 días consecutivos con incrementos, que llevaron a perforar el techo de los $17 en el inicio de semana.
En el comienzo de la rueda cotizó estable respecto del cierre previo, pero con el correr de las horas el crecimiento volvió a tomar impulso. Las pizarras del Banco de la Nación ofrecieron el dólar a $17,37 sobre el final del día, luego de abrir a $17,16.
Durante la jornada anterior la divisa había sumado 13 centavos, hasta los $17,18 pese al feriado en los Estados Unidos, mientras el lunes había avanzado hasta los $17,05.
La racha alcista en el precio del dólar se dio, particularmente, luego de que se conocieran las listas de precandidatos para las Primarias Simultaneas Abiertas y Obligatorias (PASO) el pasado 24 de junio, lo cual hizo ruido en el mercado y generó dudas e incertidumbre entre los inversores, que comenzaron a dolarizar sus carteras, indicaron fuentes del sector financiero.
Operadores señalaron que se volvió a registrar una débil oferta, mientras la demanda se sostuvo en un firme nivel, lo cual renovó la presión sobre el dólar.

Tope.
La divisa se encuentra cerca del tope del precio estimado por los analistas especializados, ya que según los últimos datos del Relevamiento de Expectativas de Mercado de la autoridad monetaria, se proyecta un tipo de cambio de hasta $17,80 en promedio para los próximos seis meses de este año, al corregir la cifra al alza.
El dólar sumó, así, 52 centavos en lo que va de julio, tras trepar 46 centavos en la última semana del mes pasado, por lo cual en menos de dos semanas acumuló una suba de 98 centavos, casi un peso.
Pese a ello, el Gobierno sostuvo que no le “preocupa” el incremento al argumentar que era “previsible”. El lunes se conoció sobre una nueva baja en la liquidación de divisas por parte del sector agroexportador de casi 33% con relación al mismo período del año pasado.

Nielsen
Por su parte, el ex secretario de Finanzas Guillermo Nielsen, consideró que la suba que registra la cotización del dólar en las últimas semanas “todavía no es para preocuparse”.
“Creo que no es, todavía, una cosa para preocuparse. Tenemos un subyacente de inestabilidad muy grande en la economía. Si bien se reactivó el dólar y eso ayuda a alguna gente, me da la impresión que el costado inflacionario está controlado. Pero la campaña electoral será dura”, evaluó.
A su criterio, “tenemos una economía empobrecida con una bajísima productividad. Y una sociedad que se quedó atrás. Es una economía en decadencia”.
“Entre la maraña normativa y las incapacidades de gestión de la economía argentina, uno tiene un país empobrecido”, añadió.
En declaraciones a radio Continental, Nielsen resaltó: “creo que está bastante claro el panorama (electoral) y es una pelea que se define por puntos y no por knock-out. Nada altera la capacidad de Cambiemos en el manejo del Poder Ejecutivo, mientras que en las Cámaras legislativas, Cambiemos siempre tuvo minoría”. (NA)