Inicio El Pais Preocupación por los sismos en Neuquén: estudiarán sus orígenes

Preocupación por los sismos en Neuquén: estudiarán sus orígenes

El sismo en Sauzal Bonito, Neuquén, comenzó a preocupar al Gobierno y a la comunidad de esa provincia. De acuerdo a Sismología de Chile, el epicentro se registró a 8 kilómetros al noreste del lugar y a 8,1 kilómetros de profundidad.

En este sentido, comenzaron a acelerar la instalación de sismógrafos que permitan resolver el misterio de los sismos. Según LmNeuquén, el objetivo es mejorar la política de medición constante sobre los movimientos sísmicos que se registren e identificar su origen.

Desde el Diario Río Negro se preguntan: ¿La causa es la extracción de gas y petróleo de Vaca Muerta o el movimiento natural de las placas tectónicas?

El tema no es nuevo en la zona lo que llevó a que profesionales de San Juan instalaran desde 2014 a 2016 un total de 11 sismógrafos en el lugar. Los resultados publicados indicaron que los movimientos se producen en una falla de la dorsal Huincul de la Cuenca Neuquina, ubicada a tres kilómetros de profundidad, en la zona relevada.

En cuanto a las causas, desde el diario Río Negro, sostienen que las teorías abundan y toman fuerza con cada sismo de la pequeña localidad que convive con el yacimiento de gas “Fortín de Piedra”. El fracking, o sea la inyección de agua a una profundidad de 2.500 a 3.000 metros para extraer el material de Vaca Muerta, es el principal culpable para los vecinos.

“Uno a eso lo veía venir por los antecedentes de Estados Unidos, pero nosotros queremos investigar y fundar antecedentes”, resaltó el director provincial de Exploración, Explotación y Transporte de Hidrocarburos, Alex Valdez. La tarea unió al gobierno con el Instituto Nacional de Prevención Sísmica (Inpres), geólogos de San Juan que forman parte del Conicet y las empresas petroleras que conforman el Instituto Argentino del Petróleo y del Gas (IAPG), algunas que ya cuentan con su propia red de monitoreo privada.

El objetivo es instalar de 10 a 15 sismógrafos que abarquen la zona donde se extraen hidrocarburos no convencionales de la formación Vaca Muerta. Esto implicaría desde Neuquén capital a Zapala y hacia Chos Malal. Las estaciones de monitoreo solo se consiguen en el exterior y se hacen a pedido, de acuerdo a las características de cada lugar. Por esto, no se puede conocer su precio final, aunque se estima que cada una rondará los 30.000 dólares. Además, se convocará al reconocido geólogo Carlos Costa para que estudie las fallas geológicas de la provincia.

Si bien la red de sismógrafos que planea instalar el gobierno será la primera en manos de la provincia, no será la única, ya que tanto Chile como las operadoras petroleras tienen las propias redes en distintos sectores. (Fotografía: LMNeuquén)