Presentaron el Presupuesto

LA DEUDA PUBLICA REPRESENTARA EL 87% DEL PBI

La deuda pública representará a fin de año el 87% del PBI, con un stock de 315.698 millones de dólares, cifra que representa 29,9 puntos más que en 2017, de acuerdo con el proyecto de Presupuesto presentado ayer en el Congreso.
“Estimamos que para diciembre de 2018 el stock de deuda pública será de 315.698 millones de dólares, lo que si bien implica una caída de 5.237 millones frente al mismo período de 2017, medida en porcentaje del PBI proyectamos un incremento de 29,9 puntos (de 57,1% a 87,0% del PBI), mientras que para la deuda neta proyectamos un aumento de 22,6 puntos (de 29,4% a 52,0%)”, según la iniciativa que el Gobierno presentó este lunes en la Cámara de Diputados.
Para el Poder Ejecutivo, “estos aumentos se deben esencialmente al incremento del tipo de cambio registrado este año, y el aumento en la deuda está asociado principalmente al aumento en el tipo de cambio real, que está en niveles elevados en términos históricos”.
“De 2019 en adelante, con el cumplimiento de las metas fiscales y una mayor estabilidad proyectada del tipo de cambio, esperamos una reducción de la deuda como porcentaje del PBI”, confió la Casa Rosada.
En este marco, el Gobierno aseguró que el programa financiero de 2018 está cerrado en cuanto a emisiones netas: “esto significa que tenemos cubiertas las necesidades asociadas al déficit primario y al pago de intereses en lo que resta del año y sólo se necesita refinanciar parte de los vencimientos de capital”, resaltó el proyecto de Presupuesto.
Según las estimaciones oficiales, en 2019 se necesitan 2.500 millones de dólares de colocaciones netas y refinanciar 20.100 millones de dólares, y no se necesitan nuevas colocaciones en esa moneda.
Bajo la premisa de que el dólar ya no tiene espacio para subir, el año próximo, las estimaciones oficiales prevén que la divisa mayorista promedie los $40,10 y no supere los $42 a fin de año, lo que implicará una pérdida de competitividad de un 8% de competitividad vía inflación frente a la canasta de monedas que componen el tipo de cambio real multilateral.

Gasto primario.
El gasto primario del Estado nacional crecerá a un ritmo del 24% en 2019 y los recursos sociales se expandirán un 32%, según el proyecto. “Este es un proyecto con prioridades presupuestarias. Es austero, pero con prioridades claras”, afirmó el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, al presentar la iniciativa en la Cámara de Diputados.
El funcionario destacó que este será el primer presupuesto con equilibrio fiscal primario en al menos diez años e indicó que el esfuerzo fiscal para llevar el rojo del 2,6% del PBI actual a cero será repartido en partes prácticamente iguales entre ingresos y gastos.
Dujovne precisó que el gasto primario del Estado crecerá a un ritmo del 24% anual; el gasto social, un 32%; el gasto en la seguridad social, 35%; en salud al 29%; vacunas y remedios, 94%; asistencia social, 29%; programas de compras de alimentos, un 60%.

Infraestructura.
Mientras que la inversión en infraestructura crecerá en 2019 a pesar del ajuste fiscal, al pasar del 4,2% del Producto Bruto Interno (PBI) al 4,4%, según el proyecto.
Dijo que “aún siendo conservadores”, él y su equipo proyectaron que con las obras de los PPP la inversión en infraestructura pasará de 4,2% a 4,4% del PBI.
“Aumenta también un 29% el gasto de capital en las provincias del Plan Belgrano, llevando su participación al 25% del gasto de capital total”, dijo el funcionario.
La evolución reciente de la inversión en infraestructura pública permite observar una tendencia positiva en los montos invertidos, que se prevé alcance un 4,4% del PBI en 2019, lo que implica 0,5 puntos porcentuales más que en 2016, dice el texto.
En los últimos años se verificó un significativo aumento de la participación de la inversión privada en infraestructura pública, pasando del 0,2% del PBI en 2016 al 0,6% en 2017, destaca la iniciativa.

Pronósticos fallidos.
Las proyecciones que los economistas y consultores más importantes hicieron a fines de 2017 sobre los índices de este año, fracasaron estruendosamente. En su columna de los domingos en el diario Perfil, Gustavo González enumeró la dimensión de esos errores.
Sobre el PBI, el promedio de crecimiento previsto para 2018 rondaba el 3%. Muy lejos del -1 o -2% que finalmente caerá. Ecolatina lo situó en 2,5%. FIEL, en 3%. Fundación Capital, en 2,6%. Estudio Bein apuntó al 2,1%. Ferreres, al 2,5%. Aldo Abram, al 3,5%.
El Relevamiento de Expectativas del Central previó una suba del 3,1%, según los informes de medio centenar de centros de estudios, entidades financieras y consultores, nacionales e internacionales.
Desde el exterior, el español BBVA, el brasileño Bradesco y el norteamericano Frontier Strategy, hablaron del 3%. El consenso de expectativas de Focus Economics señaló un 3,1%. Goldman Sachs e Inveqc Consulting, aposaron al 3,7%. Kiel Institute y Oxford Economics, lo subían a 3,9%. Cepal informó el 3%. Y en el FMI, el foro al que miran los gobiernos endeudados del mundo, proyectaron un 2,5%.
En síntesis, no hubo un economista serio del mundo que previera que la Argentina no crecería este año. En la columna se señala asimismo que los mismos errores relacionados con el crecimiento previsto para la Argentina en 2018, se extendieron a las proyecciones sobre inflación y dólar. En promedio, los expertos estimaron una inflación en torno al 17% y un dólar que para diciembre estaría entre los 20 y 25 pesos.(NA)