Presupuesto: aprobación, encaminada

DIPUTADOS: EL ENDEUDAMIENTO PREVISTO PARA 2017 ES DE 30.000 MILLONES DE PESOS

La Cámara de Diputados se encaminaba a aprobar, durante la madrugada, el proyecto de ley de Presupuesto 2017 junto a la iniciativa para reducir gradualmente los llamados “superpoderes”.El gobierno pretende endeudarse por 30.000 millones de pesos.
Para ambos proyectos, la alianza oficialista Cambiemos tenía el apoyo del Frente Renovador, el bloque Justicialista, el socialismo y el GEN, mientras que los legisladores del kirchnerismo y la izquierda anticiparon su rechazo.
No obstante, el bloque del Frente para la Victoria-PJ no logró unificar posiciones ya que el diputado sanjuanino José Luis Gioja anticipó durante su exposición que acompañará el dictamen de mayoría con disidencias, acción que sería imitada por más de 15 diputados de la bancada.
La denominada “ley de leyes” se trataba conjuntamente con la de “superpoderes”, luego de la aprobación de la ley de contratos de participación público privada (PPP) para obra pública, cuya sanción había fracasado en la sesión de la semana pasada.
Tras los cambios consensuados con el Frente Renovador, el texto de la ley de “superpoderes”, que modifica el artículo 37 de la ley de Administración Financiera, plantea la disminución al 7,5 por ciento el tope que tiene el Jefe de Gabinete en el ejercicio del 2017 para reasignar a voluntad las partidas presupuestarias aprobadas, acotándose al 5 por ciento a partir del 2018.
El debate del Presupuesto comenzó cerca de las 16.30 con el testimonio del macrista Luciano Laspina, quien como miembro informante defendió la propuesta del Ejecutivo al afirmar que “este es el presupuesto más federal de los últimos 20 años”.
“Este proyecto pone énfasis en la situación social y la mayoría reconoce que es un presupuesto que no ha buscado el ajuste, como en algún momento pensaban, y enfatiza el estado social en un país que nos enteramos que uno de cada tres argentinos está por debajo de la línea de pobreza”, dijo.
Asimismo, Laspina resaltó que desde el gobierno se cumple con “el fallo de la Corte que le devuelve el 15 por ciento de la masa coparticipable de las provincias”.

Testimonios.
Por el Frente Renovador, Marco Lavagna reconoció que este presupuesto es “más real” que los aprobados durante el kirchnerismo, aunque expresó reservas en relación a su efectiva aplicación.
“Es un Presupuesto más real, pero va a depender de si aplica pragmatismo electoral para ver cómo cierran las cuentas al final del año próximo, para ver si descuidan las cuentas como sucedió en 2014”, evaluó el economista, que igualmente alertó por el elevado “endeudamiento externo” fijado en el plan de presupuesto como vía de financiamiento.
En tanto, el peronista disidente Diego Bossio planteó en el recinto la caída de 7 puntos en el salario real, como también en el consumo y la actividad industrial, datos que, dijo, deben ser
parte de “una discusión muy larga que hay que dar”.
El ex jefe de la Anses manifestó que desde la oposición se apuesta a “un Estado no más grande, ni más chico, sino mejor, más inteligente, que tenga la voluntad política de poder avanzar en las verdaderas transformaciones”.
Desde el radicalismo, Luis Pastori ratificó el compromiso del gobierno de llegar a 2019 con una inflación que oscile entre el 5 y 6 por ciento y remarcó que “el desafío” de la Argentina es
“reducir la inflación, corregir la distorsión de precios y desarmar el entramado de malas regulaciones que contrae la actividad productiva”.
La jefa del GEN, Margarita Stolbizer señaló que a partir del proyecto de Presupuesto se deduce que “el gobierno ha elegido el camino del gradualismo fiscal y no del shock económico que muchos grupos económicos estaban impulsado”, lo que a su entender “minimiza el impacto social de la herencia recibida”.
Sin embargo, transmitió su preocupación por el aumento del endeudamiento previsto para el próximo año en unos 30.000 millones de pesos. (NA-DyN)

Compartir