Procuradora Gils Carbó rechazó acusaciones

ODEBRECHT: INFORMACION PARA FISCALES

La procuradora general de la Nación, Alejandra Gils Carbó, rechazó ayer las acusaciones del presidente Mauricio Macri y sostuvo que trabaja para “destrabar el bloqueo de la información” sobre las coimas que la constructora brasileña Odebrecht pagó en la Argentina, la que aseguró irá “a los jueces y fiscales directamente”.
“No voy a renunciar ni planeo jubilarme”, sentenció Gils Carbó en declaraciones a La Nación, al tiempo que cuestionó la intención del Gobierno de apartarla de su cargo, al afirmar que “una excesiva concentración de poder no es buena para la República”.
En momentos en que el Gobierno la acusa de obstaculizar el avance del caso Odebrecht, la procuradora general aseguró que está abocada a “destrabar el bloqueo de la información y avanzar en la formación del equipo binacional de fiscales argentinos y brasileños”.

Informe.
Al respecto, informó que se reunirá el próximo jueves con el fiscal general de Brasil, Rodrigo Janot (que estará en Buenos Aires para participar de la XXI Reunión Especializada de Ministerios Públicos del Mercosur), y precisó: “Mi objetivo es ver cómo puede él generar un ámbito para favorecer la cooperación”.
En este sentido, indicó que “el objetivo es que la Justicia argentina pueda acceder a información a pesar de los convenios” de inmunidad y rechazó las acusaciones de Macri sobre supuesta “arbietrariedad” en el manejo de la información sobre las coimas de Odebrecht para “amparar delitos que se cometieron en la época del kirchnerismo”, al asegurar que no está habilitada legalmente a recibir documentos de la causa.
“Yo nunca recibí ni voy a recibir una caja con datos. Los documentos llegarán a los jueces y fiscales directamente o a través de la Cancillería”, indicó la procuradora.
Y agregó: “Por ley yo no puedo intervenir en ninguna causa ni tampoco puedo cerrar yo un acuerdo con la empresa. Lo único que puedo hacer es poner a disposición todos los mecanismos institucionales para lograr la colaboración del Ministerio Público brasileño”.

Acusación.
El Gobierno acusa a Gils Carbó de obstaculizar el avance de la investigación del capítulo argentino del caso Odebrecht y reclama que renuncie, mientras espera la posibilidad de juntar los votos suficientes en la Cámara de Diputados para llevarla a juicio político.
Por otra parte, la Comisión Bicameral de Seguimiento y Control del Ministerio Público investiga la presuntas irregularidades en la designación y traslado de fiscales sin concurso.
Al respecto, Alejandra Gils Carbó indicó: “Yo pedí ir a la Bicameral a responder todas las preguntas que tuvieran y suspendieron la audiencia a pedido de legisladores de Cambiemos. No volvieron a citarme”. (NA)