Protesta en el Hospital Posadas

DOLOR POR LOS DESPEDIDOS Y PROBLEMAS EN EL SERVICIO

Trabajadores y profesionales del Hospital Posadas realizaron ayer un nuevo “abrazo” al centro de salud, en repudio a los despidos y con la advertencia sobre posibles dificultades en el funcionamiento.
Con banderas argentinas y carteles realizados a mano, los manifestantes caminaron alrededor del hospital, acompañados por dirigentes sindicales como Néstor Segovia, los metrodelegados, y el diputado del Frente para la Victoria y secretario general del gremio de Curtidores, Walter Correa.
En el lugar se vivieron algunos momentos de tensión cuando personal de seguridad del hospital y efectivos de la Gendarmería intentaron impedir el acceso de columnas de militantes de partidos políticos y sociales a las inmediaciones del centro de salud.
En tanto, se conocieron casos de pacientes a quienes les cancelaron sus cirugías programadas y el dolor de los despedidos estuvo representado por una médica que no contuvo las lágrimas al dar una entrevista.
“Yo sé que puedo trabajar en otro lado. Me han ofrecido otros trabajos pero es el sentido de pertenencia, es el sentido de haber elegido la salud pública para trabajar, de siempre defender a sus pacientes”, señaló Maria Carolina Mendiondou, al explicar su situación.
Cuando ofrecía una entrevista al canal C5N, la profesional se largó a llorar tras señalar que “están devastando la salud pública”.
En ese contexto, la médica, del sector de Medicina Interna del Hospital Posadas, visiblemente emocionada, habló de “un destrato” y “una falta de ética” al producirse los despidos.
“Es muy doloroso que te arranque alguien que no te conoce, que no conoce tu trabajo, porque realmente no lo conoce. Eso es lo doloroso”, sostuvo la doctora.

Pacientes.
A la vez, se registraron testimonios de pacientes que no pudieron ser operados como consecuencia de los despidos, que afectaron el servicio en las distintas áreas.
Es el caso de Fernanda, una joven de 21 años, que tenía fecha de cirugía cardivascular para el próximo lunes, pero se la cancelaron.
“Vine con una ilusión de firmar los papeles y decir ya estoy ahí de operarme. También se ve la tristeza del médico que no sabia la situación de él. Ayer estaba y no sabia si hoy iba a estar. Me fui triste no solo por mi. Hay millones de pacientes con problemas de riesgo de vida”, señaló la joven en declaraciones al canal C5N.
Por su parte, su padre Claudio explicó: “Fernanda se tiene que operar del corazón y tenía fecha para este lunes. Estaba programada hace tiempo. Pudimos contactar ya con todos los donantes, tenemos todos los estudios realizados para el lunes 17 para una cirugía cardiovascular”.
“Ya estaba todo listo. Nos cuenta el cardiólogo que habían despedido a todo el equipo de cirugía cardiovascular. Quedamos otra vez en la nada. Nos dijo que se iban a hacer solo las cirugías de los que estaban internados”, aseguró.
Esta semana se registraron 40 despidos en el Posadas, llevando la cifra total a unos 200 en lo que va del año, en áreas como neumonolgía, cardiología, clínica médica, cirugía cardiovascular, pediatria, psicología y farmacia, entre otras.
Esa situación hizo que todas las áreas se resintieran, a raíz de la reducción de profesionales y la falta de reemplazos. (NA)