Protesta en el Obelisco

PEPSICO: FUERTE OPERATIVO DE LA POLICIA DE LA CIUDAD

Trabajadores despedidos de la empresa Pepsico realizaron ayer una protesta sobre la Avenida 9 de Julio a la altura del Obelisco y luego marcharon al Ministerio de Trabajo y al Congreso, tras el cierre de la planta ubicada en Florida, Vicente López.
Los manifestantes se concentraron desde las 7.30 en la zona del Obelisco porteño, donde mantuvieron un corte parcial del tránsito en la Avenida 9 de Julio en medio de un importante operativo policial.
Los trabajadores reclaman que les garanticen los puesto de trabajo luego de que la empresa anunciara el cierre de su fábrica en Florida, que dejó cesantes a unos 600 operarios.
En el lugar se registraron momentos de tensión cuando una gran cantidad de efectivos de la Policía de la Ciudad rodearon a los manifestantes, aunque finalmente los roces no llegaron a mayores.
“No tenemos miedo a la represión policial, nuestro temor es quedarnos sin trabajo y que la familia quede en la pobreza. Queremos volver a trabajar, que Pepsico vuelva a producir”, señaló a la prensa Camilo Mones, un delegado de la multinacional.
Los efectivos policiales formaron un cordón humano rodeando a los manifestantes mientras que carros hidrantes se estacionaron en las cercanías: en el lugar, organizaciones sindicales y partidos políticos de izquierda acompañaron a los trabajadores y no se observaron manifestantes encapuchados ni portando palos.
Entre otros, estuvo la comisión directiva del sindicato del Subte, Foetra, ATE, y los docentes de UTE-Ctera, Ademys y las seccionales de Suteba de La Matanza, Quilmes, Tigre y Ensenada.
Además, participaron de la marcha diputados de diferentes espacios como Diana Conti, Ana María Llanos Massa y Fernanda Raverta, del Frente para la Victoria; Anabella Hers Cabral de Cambiemos; Facundo Moyano, del Frente Renovador; Alcira Argumedo del Partido Socialista, y Myriam Bregman, del Frente de Izquierda y de los Trabajadores (FIT).
También hubo representantes de la Unión Ferroviaria Haedo, AGD-UBA, Sutna (neumático), y comisiones internas estatales del Indec, del Garrahan, el INTI; y delegaciones opositoras de la Alimentación (Mondelez Victoria y Pacheco, FelFort, Unilever, Cresta Roja), y de otros gremios (MadyGraf y WorldColor, Latam, Falcon, Praxair).
El metrobus no se vio obstruido, aunque sobre la avenida Corrientes se registró un gran congestionamiento de tránsito entre Callao y la Avenida 9 de Julio hasta pasadas las 11:00, cuando los trabajadores levantaron la protesta y se dirigieron al Ministerio de Trabajo, donde solicitaron una audiencia.

Reclamo.
Más cerca del mediodía los manifestantes se dirigieron al Congreso, donde realizaron una audiencia pública en la que expresaron su reclamo por la restitución de los puestos de trabajo.
De esa audiencia participaron organismos de derechos humanos como el CELS, la APDH, la Asociación Ex Detenidos Desaparecidos, la Asociación de Abogados Laboralistas y el Ceprodh.
“Somos 600 familias en la calle producto del accionar de esta multinacional que presentó un procedimiento preventivo de crisis fraudulento. Queremos que los diputados conozcan cómo es el día a día de nuestra situación y venimos a pedirles todo el apoyo para poder seguir esta lucha”, explicó Mones frente al Congreso.
El delegado aseguró que “la fábrica está para producir”, pero denunció que la empresa los quiere “dejar en la calle en forma ilegal”.
“Nosotros queremos nuestros puestos de trabajo y por eso vinimos a pedir su apoyo, así como la exigencia al Ministerio de Trabajo para que intervenga y garantice nuestra reincorporación”, finalizó. (NA)