Protestas contra la evaluación

PRIMERA JORNADA DEL OPERATIVO APRENDER EN LAS ESCUELAS

Alumnos, padres y docentes de al menos siete escuelas bonaerenses manifestaron ayer su rechazo a la evaluación Aprender, con movilizaciones, tomas de los establecimientos y críticas a la iniciativa que se realizaba en 31.000 colegios de todo el país.
Los manifestantes sostienen que la evaluación no contempla la diversidad de características de la educación de cada provincia, ciudad o barrio.
Una toma se registraba en la Escuela Normal Superior Antonio Mentruyt (ENAM), ubicada en la localidad de Banfield. Conocida como la más populosa del partido bonaerense de Lomas de Zamora, la medida de fuerza se replicaba en más de media docena de instituciones. La toma del colegio iniciada el viernes se extenderá hasta el miércoles.
Los estudiantes y varios gremios docentes se oponen a la evaluación al sostener que los exámenes son “estandarizados” y carecen de la participación de la comunidad educativa.
“Nos oponemos porque estos exámenes se hacen para categorizar a las escuelas y discriminarlas, además, no fueron acordadas con los docentes y muchos de ellos no tienen información”, señalaron los alumnos.

Exito.
Por otra parte, el Operativo Aprender recibió un fuerte respaldo del presidente Mauricio Macri y del Ministerio de Educación bonaerense que aseguró que se desarrolló de “manera exitosa” en los 10.662 establecimientos educativos del territorio bonaerense.
De acuerdo a información de la Dirección Provincial de Cultura y Educación, la medición alcanzó al 85 por ciento de las entidades educativas provinciales y solamente en 6 establecimientos se registraron tomas.
El presidente Mauricio Macri defendió el examen y señaló que apunta a “mejorar” la educación y afirmó que “el único camino para salir de la pobreza es que todos los chicos, en cada rincón del país, tengan la misma posibilidad de aprender”.
En una columna publicada en Noticias Argentinas, el mandatario aseguró que “nada es más importante para el futuro de una persona o de un país que lo que esa persona o ese país haga hoy por su educación” porque “mejor educación es una Argentina con más oportunidades y menos pobreza” tendiente a que los estudiantes puedan “tener un trabajo de calidad y desarrollarse en un mundo donde el talento y la creatividad son cada vez más importantes”.
El objetivo de Aprender, según las autoridades nacionales, “es relevar información oportuna y de calidad sobre los logros alcanzados y los desafíos pendientes del sistema educativo”.
“Los resultados -aseguran- permitirán brindar orientaciones que contribuyan a la mejora continua de los aprendizajes”.

Quejas.
Algunos padres se quejaron a través de las redes sociales y convocaron a no enviar a sus hijos a la escuela para evitar su participación en la prueba y boicotearla bajo la consigna “la escuela no es una empresa”.
En uno de los escritos publicados en las redes sociales, una madre que se identificó como Claudia le envió un mensaje a las autoridades de la escuela al enterarse de la evaluación dispuesta por la cartera que encabeza Esteban Bullrich.
“Le expliqué a mi hijo de nueve años de qué se trataba, que mediante esta evaluación se buscaban dividir a los niños de distintas escuelas, que no todos son iguales, que obliga a los docentes a que se evalúen entre ellos”, señaló.
En la Escuela Normal de Quilmes llevaron adelante una toma del establecimiento que impidió el desarrollo de la evaluación. Otra de las escuelas tomadas fue el colegio Nacional de Adrogué.
0Asimismo, en otros cinco escuelas del partido de Lomas de Zamora tampoco se pudo realizar la evaluación por la protesta de estudiantes, que tuvieron el apoyo de padres y docentes.
En la Capital Federal, solo 20 alumnos de los 60 que iban a ser evaluados asistieron a la escuela 9 distrito electoral 13. Allí, no se realizó una toma del colegio, pero los padres que estuvieron en desacuerdo con la evaluación no llevaron a sus hijos a la escuela. (Télam y NA)

Compartir