Próximos aumentos

El ministro de Energía, Juan José Aranguren, condicionó ayer los próximos aumentos en nafta, gas y electricidad a la “variación de los costos” y anunció que el gobierno buscará que la tarifa eléctrica sea homogénea en todo el país.
Dijo que en el caso de la nafta, cuyo valor debe actualizarse en junio, puede “subir o bajar”, y recordó que en el ajuste de abril último el precio de la nafta y el gasoil se redujeron “cuando todos esperaban un aumento”.
Sobre los aumentos de gas y electricidad, que deberían aplicarse hacia fin de año, dijo que el aumento “dependerá de la variación de los costos de generación de energía” y de los precios internacionales.
“No sé, yo no sé qué puede pasar con todos los precios y los costos”, dijo el ministro, y advirtió que según la ley “la tarifa tiene que reflejar el costo económico de producción”.
Detalló que actualmente el costo para la energía eléctrica es de 640 pesos por megavatios hora, y que a fin de año la proyección de ese valor es de 1.274 pesos.
Aranguren anunció que se buscará avanzar en una armonización tarifaria del servicio eléctrico en todo para “transparentar” los costos de cada uno de los componentes de las facturas, que quedaría definido a mediados de 2018.