Proyecciones del FMI

ARGENTINA CRECERIA UN 2,5%

El Fondo Monetario Internacional (FMI) elevó ayer al 2,5% su previsión de crecimiento para la Argentina de este año, pero advirtió que la tasa de inflación aún está “muy por encima” de las metas del Banco Central.
“Hay países donde la tasa de inflación aún se ubica muy por encima de las metas del Banco Central, como es el caso de Argentina y Turquía”, apuntó el organismo multilateral de crédito en su sede de Washington.
La entidad conducida por Christine Lagarde estimó que la suba de los precios al consumidor alcanzará el 26,9% en 2017 en la Argentina (diez puntos porcentuales más que la meta del BCRA) y será del 17,8 en 2018 (casi seis puntos por encima de la meta).
En la Argentina -agregó el Fondo- se proyecta que la inflación del índice anual de precios al consumidor “disminuirá drásticamente” en 2017 y 2018, a medida que se desvanezcan los efectos de la fuerte depreciación del tipo de cambio y los ajustes de las tarifas instituidos en 2016.
En ese proceso, el Banco Central mantiene una política monetaria restrictiva y las negociaciones salariales adquieren una orientación más prospectiva, precisó el informe.
El organismo presentó su Panorama Económico Mundial del segundo semestre, horas antes del inicio de la asamblea Anual que realiza junto a al Banco Mundial (BM) en la capital estadounidense, para la que viajó una delegación de ministros argentinos.
El nuevo dato de crecimiento, en tanto, representa una mejora para la Argentina dado que en julio el organismo ya había elevado en 0,2 punto porcentual su expectativa, pasándola del 2,2% al 2,4% y ahora al 2,5%.
El Fondo indicó que Brasil y Argentina se encaminan hacia el fin de la recesión, al subrayar el ingreso de la economía brasileña en “territorio positivo” en la primera mitad del año, y el aumento de la inversión en el escenario argentino.
Sobre Argentina, el FMI se mostró optimista, al proyectar un repunte del crecimiento de 2,5% en 2017. El Fondo adjudicó ese incremento a un alza en los salarios reales que alientan el consumo y a una mayor inversión en infraestructura.
“Se prevé que el crecimiento se mantenga en torno a 2,5% en 2018, ya que la demanda interna privada continuará mejorando poco a poco en el contexto de una política macroeconómica restrictiva (con las tasas de interés real elevadas necesarias para el proceso desinflacionario y el comienzo de la consolidación fiscal)”, dijo el Fondo. (NA)