Proyectos del Frente Para la Victoria

BUSCAN CONDICIONAR EL ENDEUDAMIENTO Y FRENAR LA REFORMA JUDICIAL

El bloque de senadores del PJ-FPV avanzará la semana próxima con un proyecto que apunta a que el gobierno deba recurrir al Congreso cuando quiera salir a tomar préstamos, y analiza además frenar parte de la reforma judicial que impulsa el Ejecutivo.
Luego de que el bloque quedara virtualmente dividido por la decisión de su presidente, Miguel Angel Pichetto, de acompañar junto a otros 25 senadores el acuerdo con los fondos buitre, ese sector quiere enviar señales a la Casa Rosada de que no todas las votaciones serán iguales y que están dispuestos a marcarle límites, mientras buscan evitar una ruptura interna.
Por eso el próximo miércoles a las 18 se reunirá el plenario de las comisiones de Presupuesto y Hacienda y de Economía Nacional para darle dictamen al proyecto que Pichetto presentó junto al peronista federal Adolfo Rodríguez Saá, que apunta a condicionar el endeudamiento.
Así lo confirmó el presidente de la Comisión de Presupuesto, Juan Manuel Abal Medina, quien aseguró que el proyecto “tiene consenso en el bloque”, pese a la división que se produjo tras la votación del acuerdo con los holdouts.
Abal Medina señaló que se le están haciendo modificaciones al proyecto presentado por Pichetto y Rodríguez Saá, a fin de alcanzar una “redacción sensata, que no entorpezca la gestión” pero que mantendrá los lineamientos principales.
La iniciativa le devuelve al Congreso la atribución constitucional de entender en los temas que tengan que ver con la deuda pública y plantea que el Poder Ejecutivo deberá enviar una ley específica al Congreso cuando quiera salir a tomar deuda, además de requerir su autorización si quiere ceder jurisdicción cuando emita bonos.

Reforma Judicial.
Uno de los límites que el bloque quieren ponerle al gobierno tiene que ver con el paquete de proyectos para reformar el sistema judicial, particularmente dos de ellos: el que modifica la Ley del Ministerio Público Fiscal y el que crea el nuevo fuero sobre crimen organizado.
El hombre encargado de revisar con lupa ese paquete de proyectos es el salteño Rodolfo Urtubey, referente del bloque en temas judiciales y colaborador estrecho del presidente de la bancada mayoritaria.
Tanto en el sector peronista tradicional como en el ala kirchnerista del bloque, hay consenso respecto de no avalar una medida que apunte exclusivamente a debilitar a la procuradora general, Aljandra Gils Carbó.
El salteño considera que el límite de cuatro años para el mandato del procurador general que plantea el proyecto no puede correr para Gils Carbó, porque asumió con una ley anterior; justifica su postura con el “fallo Carlos Fayt”, que habilitó al ex juez de la Corte Suprema a permanecer en su cargo pese a sobrepasar la edad jubilatoria. (NA)