“Puede impactar el diálogo por Malvinas”

La canciller Susana Malcorra rechazó ayer considerar la hipótesis de que el referendo que decidió la salida del Reino Unido de la Unión Europea (UE) pueda tener impacto en un eventual diálogo con Gran Bretaña sobre Malvinas pero anticipó a la vez que el gobierno argentino piensa en “nuevas iniciativas”.
“Mal puede haber impacto en algo que no se ha iniciado”, dijo Malcorra en conferencia de prensa en el Palacio San Martín, sede ceremonial de la Cancillería.
Sobre el mismo tema, el embajador argentino ante el Reino Unido, Carlos Sersale di Cerisano, consideró que el llamado Brexit “no cambia” la situación del conflicto por la soberanía de las islas Malvinas, mientras que Alicia Castro, que fue embajadora del gobierno kirchnerista ante el Reino Unido, sostuvo que en la nueva situación seria “ideal” que la Argentina encare un “aumento de la presión” para resolverlo favorablemente.
En la rueda de prensa, la canciller Malcorra señaló que “Malvinas es una cuestión de soberanía y un tema histórico y emocional para nosotros” y propició una actitud prudente también respecto de una supuesta preocupación kelper por el estatus comercial isleño después de la salida del Reino Unido de la UE.
“La Cancillería no va a reaccionar en forma emocional” sobre los supuestos dichos kelper, “tendremos un tono prudente y firme”, expresó.
“Estamos pensando en nuevas iniciativas, no las puedo adelantar aún pero serán signos que pueden mostrar buena voluntad”, dijo también la ministra y destacó el apoyo logrado “a la propuesta nuestra, acompañada por Chile, aprobada este año, quiero destacar, sin ninguna observación, como ha pasado otras veces” en las votaciones en el Comité de Descolonización de la ONU.
Para el embajador Sersale di Cerisano, el histórico referendo que decidió la salida del Reino Unido de la UE “no cambia” la situación del conflicto entre Argentina y ese país por la soberanía de las islas Malvinas. (Télam)

Compartir