Radar de noticias (17-11-2016)

AVION – Buenos Aires – El Gobierno comprará un avión presidencial usado a través de un organismo internacional para evitar dudas en el proceso de adquisición, por lo que se desprenderá del histórico Tango 01. Tras varios desperfectos técnicos, obsolescencia y décadas de servicio, la tradicional aeronave adquirida en 1992 por el entonces presidente Carlos Menem finalmente será reemplazada por decisión oficial. De acuerdo a las estimaciones iniciales, el costo de la operación rondaría los 50 millones de dólares. (NA)

CARRIO – Buenos Aires – Fiel a su estilo, Elisa Carrió fue la primera en anotarse para competir en las próximas elecciones legislativas y si bien mantiene la incógnita del distrito por el cual se presentará en 2017, algunos sectores del PRO quieren tentarla para que compita por la ciudad de Buenos Aires en una lista consensuada de Cambiemos. “Voy a dar la batalla política el año que viene en las urnas”, afirmó Carrió durante una conferencia sobre narcotráfico que brindó en el Instituto Hannah Arendt. (DyN)

INDUSTRIA – La Plata – La actividad industrial en la provincia de Buenos Aires se derrumbó un 7,3% anual en septiembre y acumuló así una baja del 4,7% en lo que va de 2016, y el sector sostiene que las perspectivas de corto plazo “no son alentadoras”. Así lo informó la Federación Económica de la Provincia de Buenos Aires (FEBA) en su relevamiento mensual, en el que además señaló que la recesión afectó a casi todos los sectores que conforman el indicador. El informe da cuenta de la compleja situación que atraviesa la industria manufacturera, en general, y la bonaerense, en particular, al reconocer que en el corto plazo las perspectivas del sector “no son alentadoras”. (NA)

DE VIDO – Buenos Aires – El ex ministro de Planificación Federal y actual diputado nacional, Julio De Vido, fue sobreseído en una causa en la que se lo investigaba por presuntas dádivas a raíz de una donación de computadoras que dicha cartera había realizado a la Cámara Federal de Casación Penal. La denuncia había sido iniciada por el juez de Casación Juan Carlos Gemignani, quien dispuso un inventario y detectó las computadoras, en medio de un escándalo: el camarista había incluso ordenado la detención de una secretaria que se había negado a realizar el recuento del material informático que se encontraba en un despacho del primero piso de Comodoro Py aduciendo que excedía su rol. (NA)