Radio abierta en apoyo a la nueva ley de radiodifusión

Dirigentes políticos, sociales y artistas coincidieron ayer en la necesidad de una nueva ley de comunicación para poner fin a la ley de radiodifusión impuesta por la dictadura militar. En una carpa instalada sobre Plaza de Mayo se llevó a cabo ayer la primera mesa de la radio abierta, organizada por la “Coalición para una Radiodifusión Democrática”. Participaron la cantante Teresa Parodi, Julio Piumato (Confederación General del Trabajo) y Victoria Donda (Libres del Sur), además de periodistas, cineastas y personalidades de la cultura, quienes coincidieron en la necesidad de construir una fuerza política y social que termine con la ley de radiodifusión de la dictadura.
En la primera mesa hablaron el secretario de la Federación Argentina de Radios Comunitarias (FARCO) Néstor Buzzo; el periodista y docente de la Universidad Nacional de La Plata, Jorge Bernetti; y el secretario de prensa de la Confederación Trabajadores Argentinos (CTA) Juan Carlos Giuliani. Buzzo recordó que hace un año se montó una carpa similar con las Madres de Plaza de Mayo “para divulgar los 21 puntos de la propuesta de la coalición”. “Los 21 puntos son fruto de organizaciones sociales, de derechos humanos, de sindicatos de trabajadores de medios, de la CGT y la CTA”, dijo Buzzo, y recordó que “no es de hace unos días ni del gobierno sino una iniciativa de las organizaciones”.

Militares.
Giuliani señaló que no es posible “que avance la pelea por la distribución del ingreso sin que avance a la vez la democratización en el campo de la radiodifusión con una nueva ley”. Recordó que la actual normativa “es un decreto ley sancionado con la firma de los genocidas (Jorge Rafael) Videla, (Albano) Harguindeguy y (José Alfredo) Martínez de Hoz y que sigue rigiendo”. Giuliani dijo también que el derecho a la información “es un derecho social que junto a otros integra el lote de derechos humanos básicos”, agregó que “hace falta pluralidad de voces” y protestó que ahora “unos pocos emisores, cuatro o cinco, concentran el 80% de medios, y el grupo Clarín es uno de ellos”.
Para Giuliani el mejor homenaje a los más de cien periodistas desaparecidos durante la última dictadura militar “es construir una fuerza social y política que le de sustento a una nueva ley de radiodifusión para la democracia”.
Por su parte Bernetti consideró como una victoria “que se esté discutiendo como nunca antes este tema”, y recordó que la radiodifusión “es un servicio público y una concesión dada por el Estado a los prestadores”. (Télam)