Rafecas calificó de “inapropiada” la solicitada

Durante una entrevista con la agencia Télam, El juez federal Daniel Rafecas sostuvo ayer que uno de los motivos por los cuales se vio “obligado a explicar cuestiones relacionadas con algunos fallos”, como el que desestimó la denuncia del ex fiscal Alberto Nisman contra Cristina Fernández de Kirchner y funcionarios de su gobierno por el memorándum de entendimiento con Irán, fue por la nueva y “compleja relación entre los medios de comunicación y la Justicia”.
En este sentido sostuvo que “los jueces ya no pueden hablar sólo a través de sus fallos” y explicó que “la multiplicación de los medios masivos debería llevar a un debate interno en la Justicia para repensar la relación de jueces y fiscales con los medios masivos de comunicación y la opinión pública”.

Solicitada.
Al respecto, calificó de “inusitada e inapropiada” la solicitada del 8 de septiembre en la que varios personajes públicos, dirigentes políticos, jueces y fiscales exigieron su remoción por el fallo contra la denuncia del ex titular de la UFI-AMIA y explicó: “Seguramente, a partir del cambio de gobierno ciertos sectores creyeron que en Argentina podría generarse un cambio en el escenario de la justicia y volvieron a la carga con imputaciones políticas contra el gobierno anterior ante la frustración de que el juez de primera instancia”.
“Mi resolución sobre la presentación del ex fiscal -añadió- es bastante clara y transparente. Además hay que destacar que fue confirmada por la Cámara Federal en términos igualmente elocuentes -en cuanto a que no había delito- y también por la Cámara Federal de Casación Penal. Las tres instancias de la Justicia, en el 2015, ratificaron que de la denuncia de Nisman no podía vislumbrarse ningún delito que investigar.”
Ante la pregunta “¿qué cambió en la relación de la gente de la Justicia con los medios de comunicación?”, el magistrado respondió que “la mayoría de los funcionarios o magistrados de mi generación estamos formados en la cultura de que los tribunales, juzgados y fiscalías hablan a través de sus dictámenes. Pero a partir de la multiplicación de medios, la incorporación de una enorme cantidad de dispositivos tecnológicos y la proliferación de periodistas y panelistas, un dictamen genera cientos de opiniones y muchas personas se involucran -desde una mirada interesada u objetiva- desde los medios masivos de comunicación”. (Télam)

Compartir