Reactor nuclear en 2020

INVERSION DE U$S 700 MILLONES

Con una inversión total aproximada de u$s 700 millones, distribuidos en distintas etapas anuales, la Comisión Nacional de Energía Atómica logró “grandes avances” en la construcción de un reactor nuclear modular, que se pondrá en marcha en 2020 y permitirá abastecer de electricidad a ciudades de hasta 100.000 habitantes, explicó el presidente de la CNEA, Osvaldo Calzetta Larrieu.
“Es un proyecto muy importante para la CNEA y para el país”, sintetizó Calzetta Larrieu al referirse a la construcción de la Central Argentina de Elementos Modulares (Carem), que se ubica dentro de los denominados SMR (Small Modern Reactor).
“La idea es terminar la obra completa en octubre o noviembre de 2019 y hacer toda la puesta en marcha en 2020. En teoría, si no pasa nada raro, en junio de ese año debería estar funcionando”, se entusiasmó.
Calzetta Larrieu consideró que el Carem representa “una potencialidad comercial muy grande para la Argentina”, ya que existe un mercado mundial de miles de millones de dólares con recursos disponibles para adquirir este tipo de tecnología nuclear.
“Los cálculos de distintas entidades muy serias dicen que la demanda global para este tipo de reactores, para el 2030-35, será de u$s 400.000 millones. Nosotros podemos captar un 15% de ese mercado y eso significa muchísima plata” para el país, remarcó.
“La ilusión es llegar al 20% de la demanda global”, agregó. “Con el 100% de diseño argentino”, el proyecto Carem apuntó desde el inicio a desarrollar y producir centrales nucleares, sobre todo, aquellas ubicadas en el segmento de reactores de generación eléctrica de media y baja potencia.
Ese tipo de reactores tiene una gran proyección para el abastecimiento eléctrico de zonas alejadas de los grandes centros urbanos o polos fabriles con alto consumo de energía, en tanto ofrecen otras prestaciones como desalinización o provisión de vapor. (Télam)