Recapturaron a 2 presos

PROFUGOS DE VILLA BALLESTER

Dos de los siete presos que se escaparon el domingo último de la comisaría de Villa Ballester, entre ellos el presunto autor del asesinato del comerciante Pedro Herrlein, fueron recapturados ayer, por lo que sólo dos permanecían prófugos.
El martes al mediodía, Carlos Ortiz, de 18 años, sindicado como autor material del crimen del comerciante, se entregó en los Tribunales de San Martín acompañado por su abogado Jorge Borgo, mientras que otro de los prófugos, Pedro Sayes, de 27, y también acusado de “homicidio”, fue arrestado en horas de la madrugada tras evadir un control vehicular.
“Quiero hacer las cosas bien, tuve mucho miedo, pero quiero que se sepa la verdad de lo que pasó”, señaló Ortiz ante el canal C5N, mientras su abogado sostuvo que el joven reconoce que participó en el sangriento asalto ocurrido el pasado 13 de junio en el que mataron al dueño de la casa de zapatillas, aunque asegura que no fue quien le disparó.
Según indicó Borgo, él asesoró a su cliente para que se “entregue y esté a derecho como la mejor forma de estar a derecho”.
El letrado dijo que su cliente “estuvo en la casa de unos amigos” y que su plan original era estar unas horas con su mujer y su hija, para luego entregarse.
“Lamentablemente tomó una decisión incorrecta, siguió a los otros y empeoró su situación”, reconoció Borgo.

Operativo.
En tanto, la Policía Vial atrapó ayer a la madrugada a otro de los detenidos que escaparon de la comisaría de la localidad bonaerense de Villa Ballester, por lo que ya son cinco los presos recapturados.
Se trata de Pedro Sayes, de 27 años, quien estaba preso en la comisaría segunda de San Martín por un caso de “tentativa de robo” y “homicidio”.
Según informaron fuentes policiales, el hombre fue detenido por efectivos del Destacamento Vial del Camino del Buen Ayre, junto con un segundo individuo con el que se movilizaban en un auto, tras evadir un operativo de control implementado en esa autopista por Gendarmería Nacional.
Todo se inició cuando Sayes y su acompañante que iban en un Peugeot 206 se escaparon de un control vehicular que se había implementado en la intersección de la calle Andrade y la calle 41, a la altura de José León Suárez. El Peugeot fue interceptado por efectivos de la Policía Vial cuando empezó a escapar por el Camino del Buen Ayre. (NA)