Recaudador de la campaña de Cristina apeló procesamiento

El ex superintendente de Servicios de Salud, Héctor Capaccioli, apeló ayer su procesamiento en el marco de la investigación en la que se lo acusa de haber participado de maniobras de lavado de dinero como recaudador de la campaña presidencial de Cristina Fernández de Kirchner en 2007.
Capaccioli se presentó en los Tribunales de Comodoro Py acompañado por un abogado y recurrió la decisión del juez federal Ariel Lijo quien la semana pasada lo procesó por el “supuesto lavado de activos” que pudieron haber provenido del tráfico de efedrina o de la denominada mafia de los medicamentos.
La defensa del ex funcionario kirchnerista entendió que en la falta de precisión respecto del origen de los fondos que fueron aportados a la campaña presidencial de la fórmula Kirchner-Cobos había un motivo para apelar el procesamiento dictado la semana pasada.
“Supone que el dinero viene de la efedrina o de la mafia de los medicamentos o de carteles de la droga de México, pero la ley es clara y debe decir de donde viene con precisión. El fallo incluye demasiados supuestos”, sostuvo una fuente judicial vinculada a la defensa del recaudador de campaña kirchnerista.
Para el juez Lijo, Capaccioli administró los fondos recibidos “a sabiendas de su origen ilícito” y buena parte de ese dinero lo habría recibido en su propio despacho de funcionario, según consta en el fallo de 146 páginas que emitió la semana pasada.
“Puede presumirse que el dinero aportado a la campaña presidencial del año 2007 de la alianza electoral `Frente Parala Victoria´ por las empresas `Multipharma S.A.´, `Global Pharmacy Service S.A.´ y `Sanford S.A.´ haya provenido del tráfico de efedrina”, sostuvo el magistrado en su fallo.

Procesados.
El magistrado procesó además por el mismo delito al ex legislador porteño Sebastián Gramajo y a los responsables de droguerías Néstor Lorenzo, Carlos Torres, Gabriel Brito y Solange Bellone, la viuda de Sebastián Forza, una de las víctimas del triple crimen de General Rodriguez.
Para el magistrado está probado que el dinero aportado por ellos a la campaña del kirchnerismo a través de las droguerías “Multipharma”, “Global Pharmacy” y “Seacamp” -un total de 886.000 pesos- tenía “origen ilícito”.
En el 2007 Capaccili era responsable de la Mesa Ejecutiva del Frente para la Victoria y recaudador de la campaña electoral y Gramajo era el responsable político de esa alianza electoral. (Télam)

Compartir