Rechazan desaforar a Cristina Kirchner

EN EL SENADO SE MANTIENEN LAS DOCTRINAS QUE DIFICULTARIAN UN POSIBLE NUEVO PEDIDO

El Bloque Justicialista del Senado de la Nación ratificó su rechazo a desaforar a la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner sin que haya una condena firme en su contra, doctrina que se suma la postura de Cambiemos de esperar a una sentencia de segunda instancia y blinda a la senadora nacional frente a un eventual nuevo pedido de desafuero.
En los últimos días corrió la versión de que el juez federal Claudio Bonadio tiene preparado el procesamiento con prisión preventiva de la ex presidenta y senadora nacional, fundado en la investigación sobre el presunto sistema de recaudación de coimas, pero el panorama hacia adentro del Senado todavía no cambió respecto del desafuero.
Ayer, el jefe del Bloque Justicialista, Miguel Angel Pichetto, ratificó la “línea jurisprudencial y doctrinal” de que “el principio de inocencia se rompe únicamente con la sentencia definitiva”, ante la posibilidad de que Bonadio dicte la prisión preventiva y envíe un nuevo pedido de desafuero.
“Esa ha sido la línea y es la que también ha trazado la Corte Suprema en el caso de (Carlos) Menem cuando se presentó como candidato a senador el año pasado. El principio de inocencia se rompe únicamente con la sentencia definitiva”, remarcó el referente peronista.
En diálogo con Radio Continental, el rionegrino remarcó que la causa contra la senadora del Frente para la Victoria está en la “etapa de instrucción” y, si bien dijo que primero quiere “leer la resolución” y que no se quiere “anticipar”, el senador sostuvo que “seguramente” van a “ratificar” esa doctrina “si llega un nuevo pedido de desafuero”.
A pesar de su enfrentamiento político con la ex mandataria, Pichetto sostiene esta postura desde fines del año pasado, cuando Bonadio solicitó el desafuero de Cristina Fernández de Kirchner en la causa por presunto encubrimiento del atentado a la Asociación Mutual Israelita Argentina (AMIA) y la ratificó luego de que el Senado autorizara los allanamientos a sus domicilios en esta nueva causa judicial.

“Otra doctrina”.
Por aquellos días, se sumó también una “doctrina” del interbloque oficialista Cambiemos, que definió que no aprobarán el desafuero de un senador a menos que exista una sentencia de segunda instancia: se trata de una posición más leve que la del justicialismo pero contribuye al bloqueo de un pedido judicial de este tipo.
Ocurre que para aprobar el desafuero de un senador se requiere una mayoría de dos tercios, 48 votos en caso de estar presentes los 72 legisladores que integran la Cámara: Cambiemos tiene 25 y el PJ tiene 24, por lo que es indispensable la unión de ambos para la aprobación de este tipo de medidas.
Si la negativa del Bloque Justicialista impedía (aún con el interés inicial de Cambiemos en avanzar) la aprobación del desafuero de la senadora por la provincia de Buenos Aires, la posición del oficialismo lo vuelve imposible.
Fuentes justicialista consultadas por Noticias Argentinas señalaron que resulta difícil que esta situación cambie porque luego de los allanamientos aprobados el mes pasado, basados en las declaraciones de empresarios “arrepentidos” que dijeron haber pagado coimas, nada varió en la causa.
También en el oficialismo ven poco probable que avance un desafuero en el recinto de la Cámara alta, según supo NA, y si bien no descartan que esto varíe según los fundamentos que esgrima Bonadio en caso de solicitar nuevamente esta medida, saben que la postura del Partido Justicialista es hasta ahora inmodificable. (NA)