Rechazan presidencia de Venezuela

TENSION POR LA PRESIDENCIA PRO TEMPORE DEL MERCOSUR

La Argentina, Brasil y Paraguay expresaron ayer su oposición a la asunción de la presidencia pro tempore del Mercosur por parte de Venezuela, en un contexto de tensión que puede complicar los planes del bloque sudamericano para establecer nuevos acuerdos comerciales con Europa y la Alianza del Pacífico.
La conducción del bloque debía ser traspasada el sábado pasado de Uruguay a Venezuela, pero las objeciones de Paraguay, Brasil y la Argentina dificultaron el proceso y el Mercosur quedó expuesto a la acefalía.
La falta de acuerdo llevó a Uruguay a comunicar el viernes pasado que dejaba la presidencia, tras lo cual Venezuela anunció el sábado que asumía su turno de conducción, aun sin que mediara un acuerdo entre los socios.
Paraguay rechazó de inmediato la comunicación venezolana y ayer, a través de un vocero de la Cancillería, la Argentina declaró que “ningún país puede asumir la presidencia pro tempore sin traspaso”, a la vez que propuso “una reunión de coordinadores para solucionar este problema”.
A su vez, el gobierno interino de Brasil también se opuso a la asunción de Venezuela, según declaró a la prensa local el canciller José Serra.
Venezuela “no va a presidir, no tiene condiciones. El gobierno venezolano no logra hacerse cargo ni de Venezuela”, dijo Serra en declaraciones al diario Correio Braziliense, de Brasilia.
Según Serra, “fue un error la entrada (de Venezuela) al Mercosur y se está demostrando que fue fruto de un golpe”.
El canciller interino se pronunció así al comentar el ingreso de Caracas al bloque, que se produjo cuando Paraguay, que se oponía a la iniciativa, estaba suspendido porque sus miembros consideraron que se había derrocado mediante un golpe parlamentario al presidente Fernando Lugo, en 2012.

Venezuela.
En Caracas, en tanto, el presidente de la Comisión de Política Exterior de la Asamblea Nacional (parlamento), el diputado opositor Luis Florido, hizo un público un documento que circuló entre los socios del Mercosur y cuya autoría atribuyó a la Cancillería argentina.
En esa comunicación, la Argentina expresa que la presidencia del bloque “no puede ser asumida ni ejercida hasta tanto se concrete su traspaso por el Consejo del Mercado Común, bajo el formato y las formalidades del caso”.
También advierte que la inédita situación en la que cayó el bloque “puede derivar en una parálisis de sus trabajos”.

Crisis.
En Montevideo, el canciller de Uruguay, Rodolfo Nin Novoa, admitió en una declaración pública que “la situación del Mercosur es muy grave” y dijo que cree que habrá nuevas señales “el día que Venezuela convoque alguna reunión”.
A su turno, el canciller de Paraguay, Eladio Loizaga, dijo que la Argentina, Brasil y Paraguay mantienen un contacto permanente en busca de una salida a la grave crisis institucional del Mercosur y agregó que responderá a la carta de Uruguay en la que comunicó que deja la presidencia pro tempore del bloque, y a la de Venezuela, en la que anuncia que asume ese cargo como corresponde por la rotación semestral.
“Estamos en contacto permanente para ver cómo avanzamos; la Argentina presentó un proyecto y estamos trabajando para encontrar el camino que nos conduzca a la normalización”, declaró Loizaga en rueda de prensa.
La inédita situación llega en momentos en que el Mercosur se prepara para profundizar las negociaciones con la Unión Europea en busca de cerrar amplios acuerdos sobre comercio.
También influye la voluntad de algunas de sus socios de apuntar a estrategias de asociación con la Alianza del Pacífico. (Télam)