Rechazan vagones de mujeres

PASAJEROS DEL SUBTE CRITICARON POLEMICO PROYECTO

El Gobierno Nacional rechazó ayer el proyecto de ley que apunta a implementar vagones exclusivos para las mujeres en los subtes porteños en los horarios pico, mientras crece la polémica por la iniciativa.
“No funcionaría y no lo veo como una solución de un problema, todo lo contrario, lo veo como rendirse ante este tipo de situaciones”, sentenció el ministro de Transporte, Guillermo Dietrich, sobre el proyecto de ley presentado por la legisladora Graciela Ocaña.
El proyecto establece que de lunes a viernes de 7.00 a 10.00 y de 17.00 a 19.00 circulen formaciones con vagones exclusivos para mujeres.
El funcionario consideró que este tipo de temas “son culturales”, por lo que remarcó que de nada sirve que poner un vagón de subte solo para mujeres porque podrían atravesar episodios de violencia de género “en cualquier otro transporte”.
En declaraciones radiales, Dietrich consideró: “Hay que trabajar como sociedad en mejorar la convivencia y que como sociedad nos hagamos responsables y que la gente reaccione ante este tipo de situaciones para que la mujer no se sienta sola ante la multitud”.
“Es un sistema que no tiene ninguna lógica. Una solución muy parcial que tendría algún atisbo de populismo porque no es completa”, agregó.
Sobre la iniciativa parlamentaria explicó: “Más de una vez he hablado del tema porque funciona algo así en China. Pero no lo comparto. No resolvemos nada, absolutamente nada con esto”, afirmó.
Por su parte, el secretario general de la Asociación Gremial de Trabajadores del Subte y Premetro (Agtsyp), Roberto Pianelli, se refirió al proyecto y opinó que “no es una cosa descabellada. No está mal, en primera instancia es viable. Es una propuesta para estudiar”. indicó.

Críticas.
Usuarios del subte aseguraron que habilitar vagones exclusivos para mujeres en el servicio para evitar situaciones de acoso o abuso no soluciona el problema de fondo y consideraron que hay que trabajar en la educación y concientización de la temática.
Una pasajera, identificada como Sonia dijo que esa idea es “muy rara” y que “no es solución a ninguno de los problemas del viaje. Se viaja muy mal, casi no te podes mover, siempre hay algún tema con la frecuencia”.
La mujer que esperaba una formación en la estación Leandro N. Alem de la línea B, consideró que “la solución no es hacer un vagón solo para mujeres, hay hombres decentes y que respetan y otros que no, es cuestión de educación, de trabajar estos temas en la escuela, de además de respetar a las mujeres, respetar a todos”.
Otra usuaria, identificada como Julia, de 35 años aseguró que “no soluciona nada esta medida, es una cuestión de educación, de conciencia, hay que generar un cambio en la sociedad, no creo que se gane nada no dejando entrar a los hombres a un vagón”. (Télam y NA)

Compartir