Reclamo de Magario

METROBUS EN LA MATANZA

Durante el breve acto de inauguración de un tramo del Metrobús en el mayor distrito de la provincia de Buenos Aires, el presidente Mauricio Macri, quien no le cedió la palabra a la intendenta local, Verónica Magario, volvió a desechar la política como herramienta de transformación y afirmó que la obra que unirá el oeste del conurbano con la Capital Federal demuestra que “se puede pasar de una Argentina del atajo a una del trabajo, de una Argentina con el Estado al servicio de la política, a una en que el Estado esté al servicio de la gente”, informó ayer Página 12.
Mientras el jefe de Estado planteó que este tipo de obras (cuyo proyecto y financiación pergeñó la administración anterior) se pueden lograr “cuando dejamos de lado las diferencias políticas y nos ponemos a trabajar para la gente”, Magario insistió en que “los matanceros necesitamos la obra completa”.
“Hemos logrado este primer tramo y le pedimos al ministro (de Transporte, Guillermo Dietrich), le pedimos al Presidente, que complete toda la obra del Metrobús y que llegue a la Capital Federal para que todos los matanceros podamos disfrutar de la obra”, expresó la dirigente peronista, quien remarcó que ” hay muchas obras que hay que terminar”, entre las cuales mencionó los dos hospitales que se están construyendo en el partido y los recursos humanos y materiales que se necesitan para poner en marcha la nueva sede de la Universidad de La Matanza, ya concluida.

Política de ajuste.
Tras el acto, al borde de cuyas vallas de seguridad se pudieron leer carteles con las leyendas “Macri = Pobreza”; “Macri vende Patria”; “Macri = Despidos”, Magario manifestó el rechazo del peronismo a las políticas vigentes: “No estamos de acuerdo con esta política de ajuste, de recesión, de cierre de fábricas, de despidos, de baja del salario”.