Reconocen a científica

PIDIO INVERTIR EN EL SECTOR

En un contexto en el que cientos de investigadores exigieron que el gobierno retroceda en el ajuste de un 60% en el ingreso al Conicet, se conoció que la física cordobesa Gabriela González fue elegida por la revista especializada Nature como una de las 10 personalidades de la ciencia destacadas en 2016. Hace un mes pidió invertir en el sector y destacó la “correlación entre ciencia y educación”.
González es la líder del experimento LIGO, que se trata de dos observatorios en EE.UU. en los que el 14 de septiembre de 2015 se detectó por primera vez una señal de las ondas gravitacionales que Albert Einstein predijo un siglo antes, es decir que descubrió un hallazgo que terminó de completar la Teoría de la Relatividad General. El 11 de febrero de 2016, la investigadora argentina hizo el anuncio al mundo desde la Universidad Estatal de Luisiana.

“Inversión constante”.
Hace menos de un mes, la física cordobesa estuvo en la Argentina y, en pleno inicio del fuerte conflicto entre los científicos y el gobierno nacional debido al fuerte ajuste que decidió Macri, reclamó “inversión constante” en ciencia y tecnología.
“Soy una convencida -como muchos otros- que ciencia y tecnología son dos temas que necesitan inversión constante”, aseguró en diálogo con Cadena 3 y agregó que si bien “el efecto del producto no se ve por décadas, no es inmediato” es sabido que si deja “de educar a los chicos ahora, la generación que sigue tendrá problemas”.
“Hay una correlación importante en ciencia y educación”, destacó también González e insistió en que los resultado que se obtienen “no son inmediatos” pero que se trata de “inversiones que se hacen para la sociedad en general”.

Descubrimiento.
Respecto del descubrimiento que valió su reconocimiento como una de las científicas del año, afirmó: “Es un reconocimiento al trabajo de más de 1.000 científicos”, y explicó que las ondas gravitacionales son vibraciones en el espacio-tiempo, en el material que forma el universo, por la energía liberada por violentos eventos en el cosmos.
“Esto es solo el comienzo. Vamos a seguir descubriendo ondas gravitacionales”, advirtió.