Recorte en la administración

MEDIDA ALCANZARIA A 6.000 EMPLEADOS

La planta de personal de la administración pública se reducirá el año próximo en alrededor del 5 por ciento, lo que equivaldrá a 6.000 agentes menos, entre jubilaciones y despidos. Así lo estimaron ayer fuentes de la Unión Personal Civil de la Nación (UPCN).
Hasta ahora había trascendido que el recorte en el sector público sería mucho mayor, y alcanzaría al 18%, lo que implicaría una baja de alrededor de 35 mil empleados.
Las fuentes consultadas indicaron que la confirmación de que el recorte será menor a lo previsto fue hecho personalmente en una reunión que el ministro de Modernización, Andrés Ibarra, mantuvo con la conducción de UPCN.
La administración pública nacional central y la de organismos descentralizados o autárquicos rondan los 120 mil empleados públicos, excluyendo Fuerzas Armadas. Del total de bajas prevista para el año próximo, entre 2.200 y 2.300 empleados serán despedidos, mientras alrededor de 4.000 estarán en condiciones de jubilarse el año próximo.
Los voceros indicaron que los despidos podrían implementarse a través de retiros voluntarios que se ofrecerán a empleados que estén a punto de jubilarse.
En cambio, el gobierno intimará directamente a los empleados que hayan alcanzado la edad jubilatoria a iniciar trámites para el retiro. En ambos casos, las fuentes indicaron que el gobierno tratará de retener a los mejores cuadros y a los más capacitados de la administración pública, para evitar una sangría en cuadros técnicos y con alta experiencia en el funcionamiento de la administración del Estado. (NA)