Recusaron a Canicoba Corral

LA MADRE Y LA HERMANA DE NISMAN PRESENTARON ESCRITO

La defensa de la madre y la hermana del fallecido fiscal federal Alberto Nisman recusó al juez federal Rodolfo Canicoba Corral, en la causa en las que ambas están citadas a declaración indagatoria por supuesto “lavado de activos” como testaferros del ex titular de la UFI AMIA.
La presentación fue hecha por el abogado de ambas, Pablo Lanusse, quien argumentó que Canicoba Corral no debe seguir en la causa por “enemistad manifiesta” y “prejuzgamiento”, a raíz de declaraciones públicas del magistrado sobre la investigación, informaron fuentes judiciales.
La presentación, en nombre de Sara Garfunkel y Sandra Nisman, fue hecha en el juzgado de Canicoba Corral, quien esta semana está de licencia y es subrogado por Daniel Rafecas.
Por ello, la presentación será resuelta desde el lunes, cuando el juez regrese a su despacho.
Canicoba Corral citó a declaración indagatoria a Garfunkel para el 11 de septiembre, a Sandra Nisman para el 8 de septiembre, al técnico informático Diego Lagomarsino para el 9 de septiembre, y al empresario Claudio Picón, el 15.
Además de las indagatorias, Canicoba Corral ordenó trabar embargos preventivos sobre los bienes de todos los imputados hasta cubrir la suma de 80 millones de pesos, como había pedido en un dictamen el fiscal del caso, Juan Pedro Zoni.
En concreto quedaron bajo “embargo preventivo” la cuenta del banco Merrill Lynch abierta en Estados Unidos con el fallecido Nisman como apoderado, tres lotes en un complejo de Punta del Este, Uruguay y el vehículo Audi que usaba el funcionario.
Además se embargaron propiedades y una camioneta Ranger a Lagomarsino, dos departamentos de Sandra Nisman y un Honda Civic inscripto a nombre de Garfunkel.

Fideicomiso.
En relación a un fideicomiso llamado “Dorrego 1771” a nombre de Garfunkel, quien figura como propietaria de dos departamentos en construcción, se dispuso una medida de “no innovar” que impide su venta o alquiler.
Al empresario Picón, dueño de la empresa PalermoPack, se le embargó una cuenta bancaria en el Bank of America abierta en Miami y además se intervino su compañía.
Todas las citaciones a indagatoria responden a la sospecha de que los imputados actuaron
como “testaferros” de Nisman.
De manera paralela se abrió esta causa por lavado de activos en el fuero federal en la que ahora se citó a indagatoria a sus familiares y allegados.

Lagomarsino.
Por otra parte, la fiscal Estela Andrades, subrogante en la causa en la que se investiga la muerte del ex titular de la UFI-AMIA Alberto Nisman, dictaminó a favor de convalidar la primera declaración testimonial que prestó en la causa el técnico informático Diego Lagomarsino.
Fuentes judiciales indicaron que, ante los cuestionamientos acerca de la validez del testimonio del hombre que confesó haberle entregado a Nisman el arma de la que salió la bala que le provocó la muerte, la jueza Fabiana Palmaghini formó un “incidente” en el que requirió la opinión de las partes.
Andrades se mostró a favor de avalar la declaración, en calidad de testigo, de Lagomarsino y ahora la magistrada requerirá el pronunciamiento de la querella y de la defensa del técnico informático, ejercida por el abogado Maximiliano Rusconi, tras lo cual Palmaghini estará en condiciones de resolver.
La declaración de Lagomarsino que se cuestiona se produjo al día siguiente del hallazgo del cadáver de Nisman en el departamento de Puerto Madero, cuando el empleado se presentó espontáneamente ante la fiscal Viviana Fein.
La validez de esa declaración es cuestionada por el fiscal de cámara Ricardo Sáenz, quien sostiene que no debió habérselo interrogado como testigo sino como imputado. (Télam)