Renunció Alejandra Gils Carbó

GOBIERNO CELEBRO PASO AL COSTADO DE LA PROCURADORA

La procuradora general de la Nación, Alejandra Gils Carbó, sorprendió al presentar su renuncia al cargo a partir del 31 de diciembre. En ese marco, expresó su “esperanza” en que su paso al costado “disuada reformas que rompan el equilibrio de la administración de justicia”.
La procuradora general de la Nación, Alejandra Gils Carbó, presentó ayer su renuncia al cargo, que hará efectiva, según lo señaló, a partir del 31 de diciembre próximo, en un texto que dirigió al presidente Mauricio Macri y en el que aseguró que su permanencia en el cargo derivaría en decisiones que afectarían “de manera sustancial la autonomía” del organismo.
“A esta altura de los acontecimientos, estoy persuadida que mi permanencia en el cargo redunda en decisiones que afectarán de manera sustancial la autonomía del Ministerio Público Fiscal”, argumentó la procuradora en el texto de su renuncia, difundido este mediodía a través del portal del Ministerio Público Fiscal.
Allí, la procuradora -a quien desde el Gobierno le habían reclamado en diversas oportunidades que diera un paso al costado y sobre quien avanzaba una investigación penal por presuntas irregularidades en la compra del edificio que actualmente es sede de la Procuración- indicó que trabajó “incansablemente” en pos de una Procuración “independiente y autónoma”, tal como fue fijado por la Reforma Constitucional de 1994.
“Las mismas razones que inspiraron mi accionar durante veinte años en la institución y más de treinta en el servicio de administración de Justicia motivan hoy mi alejamiento de una gestión, en la cual he profundizado la transformación del Ministerio Público Fiscal para colocarlo a la altura de los tiempos y de las demandas sociales en materia de política criminal, con perspectiva de derechos humanos y acceso universal a la Justicia”, aseveró Gils Carbó en su carta de renuncia.
En ese marco, expresó su “esperanza” en que su paso al costado “disuada reformas que, amén del debilitamiento señalado, rompan el equilibrio que debe regir el sistema de administración de justicia”.
Además, en su renuncia, que se hará efectiva el 31 de diciembre próximo, Gils Carbó señaló que trabajó “incansablemente para consolidar el mandato de los constituyentes al jerarquizar esta institución (por la Procuración) como una autoridad de la Nación independiente y autónoma, condiciones fundamentales de las que derivan su fortaleza, objetividad y eficiencia”.
“Alejandra Gils Carbó, en mi carácter de Procuradora General de la Nación, me dirijo al Señor Presidente de la República, a fin de presentar mi renuncia, con efectos a partir del 31 de diciembre del corriente año”, señaló la titular del Ministerio Público Fiscal en el texto dirigido a Mauricio Macri.

Abuelas.
Abuelas de Plaza de Mayo expresó su “consternación” por la renuncia de Gils Carbó, cuyo rol consideraron “fundamental” en procesos por crímenes de lesa humanidad, y pidieron que su reemplazante “sea independiente del Gobierno y afín a los procesos de Memoria, Verdad y Justicia”.
“Gils Carbó se vio obligada a dejar su cargo, luego de un sostenido hostigamiento por parte del Gobierno nacional, que no hace más que dar signos contrarios a las políticas a favor de la promoción de Memoria, la Verdad y la Justicia”, sostuvo la organización en un comunicado.

Festejo.
El jefe de Gabinete, Marcos Peña, consideró que la renuncia es una “una contribución para que podamos trabajar todos en función de fortalecer la independencia y la eficacia” de la Justicia.
Peña sostuvo que el Gobierno celebró la renuncia presentada por Gils Carbó, pero al mismo tiempo remarcó que “es clave entender” que la reforma del Ministerio Público Fiscal “es independiente de las personas”; sus dichos se dieron en el marco de la rueda de prensa que brindó en el CCK.
“Discusiones sobre algunas zonas grises deberían ser corregidas ahora, que no hay duda de que no es una discusión sobre una persona”, antes de remarcar que “el Congreso lo tiene en agenda y lo debe poder discutir”, reclamó Peña al señalar que desde el Gobierno entienden que quien reemplace a Gils Carbó “no tiene que ser alguien de militancia política, sino un profesional”. (Télam)