Represión policial en planta de Pepsico: apuntan a Macri y Vidal

El arco opositor en pleno y representantes de diversos gremios repudiaron ayer el violento desalojo de la planta de Pepsico, en Vicente López, y responsabilizaron al presidente Mauricio Macri y a la gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal.
Cristina Fernández de Kirchner (Unidad Ciudadana), Sergio Massa (1País), dirigentes alineados con Florencio Randazzo, diputados, senadores y gremios como la CTA Autónoma, entre otros, criticaron a coro el violento desalojo de la empresa multinacional tras el despido de unos 600 trabajadores.
Además, le apuntaron tanto a Macri como a Vidal y algunos de ellos coincidieron en señalar que la compañía “no tenía problemas económicos” que justificaran el cierre de esa planta.

Cristina.
A través de su cuenta de Twitter, la ex presidenta publicó un video junto a trabajadoras despedidas de Atucha, de la localidad de Zárate, y señaló: “Las trabajadoras de Atucha en Zárate solo piden trabajo, igual que las trabajadoras de Pepsico en Vicente López”.
“Todo mi amor, toda mi solidaridad, y todo lo que yo pueda y sea capaz de darles, no tengan dudas que lo van a tener”, subrayó la precandidata a senadora nacional por Buenos Aires.
En tanto, el bloque de diputados del FPV emitió un comunicado en el que les reclamó a Macri y Vidal “que dejen de amedrentar, que reflexionen y dialoguen con los trabajadores despedidos, en lugar de reprimirlos salvajemente con la Gendarmería”.
“No estamos frente a una empresa con problemas económicos. En el último año obtuvo ganancias por alrededor de 1.800 millones de dólares”, agregó el bloque de diputados.

Massa.
En ese punto se centró también Massa, quien subrayó que “Pepsico no tenía problemas económicos, el cierre de la planta es un reordenamiento de su estructura para bajar costos y relocalizar a la empresa” y agregó: “El Gobierno se pone siempre del lado de la rentabilidad de las empresas y se desentiende de los problemas de los trabajadores”.
“El Presidente no termina de entender que el rol del Estado es arbitrar en la relación desigual de empresarios y trabajadores; claramente Macri actúa como un empresario”, agregó el diputado nacional y precandidato a senador.
En tanto, el diputado del Movimiento Evita Leonardo Grosso, alineado con Florencio Randazzo, se hizo presente en la planta y dijo haber sido “testigo de la brutal represión comandada por la gobernadora Vidal y el presidente Macri”.

Libres del Sur.
El bloque de diputados de Libres del Sur que lidera Victoria Donda también repudió “la violenta represión a los trabajadores de Pepsico” y agregó: “Nuevamente se verifica que este Gobierno se pone del lado de los empresarios en lugar de buscar soluciones a la situación de miles de trabajadores que día a día se van quedando sin su fuente laboral en nuestro país”.
En tanto, el precandidato a senador por el frente CREO Fernando “Pino” Solanas aseguró que “la única respuesta que tienen Vidal y Macri a los reclamos de los trabajadores es la Gendarmería”.

CTA.
La CTA Autónoma también repudió el desalojo al afirmar que “el Gobierno actúa como si estuviera en guerra contra el pueblo” y remarcó que “la empresa había decidido de un momento a otro cerrar la planta de Vicente López dejando a casi 600 familias en la calle con argumentos que son insostenibles (…) sin alertar crisis ante la autoridades pertinentes, como establece la ley”.
A su turno, el secretario general de la CTA de los Trabajadores, Hugo Yasky, afirmó: “Brindan protección al vaciamiento de la empresa por parte de la multinacional que ahora importa desde Chile los productos que se hacían acá. Una vez más, palos para los trabajadores y gobierno de los ricos para los ricos”.

Gases y balas de goma.
Trabajadores despedidos la planta de producción cerrada fueron desalojados por efectivos de la Policía Bonaerense y Gendarmería Nacional, que reprimieron con gases y balas de goma.
El violento desalojo se produjo a primera hora de la mañana en la planta que se mantenía ocupada por los trabajadores a raíz del cierre y, a raíz de los incidentes, fueron detenidas tres personas y alrededor de una decena resultó con heridas.
El operativo de desalojo fue ordenado por la jueza de Garantías 3 de San Isidro, Andrea Rodríguez Mentasty.
Efectivos de Infantería de la Bonaerense despejaron las veredas aledañas a la fábrica con un grupo de choque que arrojó gas pimienta.
En ese marco, los uniformados avanzaron en bloque sobre un grupo de unos 70 trabajadores -hombres y mujeres- que se encontraban en el portón principal y destruyó las carpas que habían montado los operarios en la vigilia.

Triaca fue convocado.
La Comisión de Trabajo y Previsión Social del Senado resolvió ayer citar al ministro de Trabajo, Jorge Triaca, para que brinde explicaciones sobre la situación de Pepsico, pero la misma tendrá que hacerla la Presidencia de la Cámara alta.
Durante la reunión realizada ayer por la mañana por esa comisión que preside el senador del PJ-FPV Daniel Lovera, su compañero de bloque Juan Manuel Abal Medina solicitó que el cuerpo cite a Triaca para exponer sobre la situación de Pepsico.
Fuentes de la Comisión de Trabajo confirmaron a NA que la citación se realizó oficialmente y que fue enviada a la Secretaría Parlamentaria del Senado.
Ahora, la citación tendrá que cursarla el presidente provisional del Senado, Federico Pinedo, al Ministerio de Trabajo, explicaron a esta agencia.
Ese procedimiento fue establecido por la Resolución de Secretaría Parlamentaria (RSP) 1/16, que indica que “las invitaciones que requieran la presencia en reuniones de comisión de funcionarios del Sector Público Nacional (…) deberán tramitarse a través de la Presidencia” de la Cámara.
Hasta el momento, no hay una fecha prevista, dado que la concurrencia de Triaca depende del tiempo que demore la Presidencia del Senado en enviar la invitación y de la voluntad del funcionario nacional.
En la reunión de la Comisión de Trabajo celebrada ayer por la mañana, Abal Medina pidió que Triaca sea convocado en “forma urgente” y apuntó contra una presunta “falta de acciones” del Poder Ejecutivo para resolver la situación de los trabajadores de Pepsico.

Defensa del Gobierno.
El Gobierno defendió ayer la actuación de la Policía Bonaerense durante el desalojo de la planta de Pepsico en Vicente López y resaltó que “hizo lo que tenía que hacer y actuó”, al tiempo que criticó a las agrupaciones de izquierda, para las que -aseguró- “la violencia es un negocio político”.
“El Gobierno de la Provincia de Buenos Aires hizo lo que tenía que hacer y actuó. Había una orden de desalojo, donde la Policía actuó dentro de protocolo de seguridad”, sostuvo por su parte la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich.
En el mismo sentido se expresó su par bonaerense, Cristian Ritondo, quien subrayó que “cuando hay 15 policías heridos, se sabe de dónde viene la violencia”.
“Queda claro quiénes son los violentos. Nosotros apostamos al diálogo. La policía fue sin armas letales y actuó bajo lo que le marcó la Justicia. Cualquier exceso que yo vea va a ser sancionado, pero creo que la Policía actuó como tiene que actuar”, agregó.
Finalmente, la ministra de Desarrollo Social de la Nación, Carolina Stanley, aseguró que su par de Trabajo, Jorge Triaca, “se está ocupando hace tiempo” del conflicto en la firma que decidió trasladar su fábrica a Mar del Plata.
“Está trabajando como en todos los casos cuando sucede esto, está trabajando el Estado para que esto salga de la mejor manera”, concluyó la funcionaria nacional tras participar de un acto en el Museo Casa Rosada.
De esta manera, los funcionarios y dirigentes oficialistas defendieron el accionar de la Policía Bonaerense en el desalojo de la planta.