Represión: prisión para imputados

La fiscalía solicitó ayer penas que van entre los 2 y 16 años de prisión e inhabilitación para ejercer cargos públicos para los 17 imputados por la represión ejercida contra manifestantes el 19 y 20 de diciembre del 2001 en la Ciudad de Buenos Aires, que causó la muerte a cinco personas y heridas a más de cien.
En esos pedidos de condenas planteados ante Tribunal Oral Federal 6, se incluyó al ex secretario de Seguridad de la Alianza, Enrique Mathov, como así también al entonces jefe de la Policía Federal, Rubén Santos; al ex superintendente de Seguridad Metropolitana, Raúl Andreozzi; y al ex director general de Operaciones de la Federal, Norberto Gaudiero.
Para Mathov y Santos, los representantes del Ministerio Público Fiscal pidieron una condena de 5 años de prisión e inhabilitación para ejercer cargos públicos durante 10 años; en tanto para Andreozzi solicitaron tres años y ocho meses de prisión; y para Gaudiero, 3 años y seis meses de prisión, ambos también con inhabilitación pero por 7 años.
A cada uno de ellos, la Fiscalía los consideró “autor penalmente responsable de homicidio culposo en cinco ocasiones; de lesiones culposas en perjuicio de 48 personas, y de abuso de autoridad e incumplimiento de los deberes de funcionario público”.
De esta forma dio por probada la responsabilidad de estos altos funcionarios en los trágicos sucesos ocurridas en aquellas jornadas del 2001, en las que fue desplegado un violento e inusitado operativo de seguridad contra quienes manifestaban contra el gobierno de Fernando de la Rúa.
Mathov es el único responsable político imputado en esta causa, dado que, antes del inicio del proceso, el ex presidente De la Rúa quedó sobreseído. (Télam)