Reprimieron a trabajadores

PROTESTA POR LOS DESPIDOS EN EDUCACION

Trabajadores de ATE del Ministerio de Educación fueron reprimidos ayer por la policía cuando
intentaron ingresar a la sede de esa cartera, para realizar una asamblea en demanda de la reincorporación de despedidos, por lo que de inmediato dispusieron un paro por 24 horas en esa área y una protesta “por tiempo indeterminado”.
Los afiliados de la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) no descartaron ampliar la medida de fuerza a otros sectores de la administración pública, afirmaron que “no hay negociaciones para reincorporar a los despedidos” y convocaron, junto a gremios
docentes, a un “abrazo simbólico” del ministerio hoy a las 11.
El gremio, junto a sindicatos docentes, levantó el viernes una toma en una sede de Recoleta de la cartera, que había iniciado el jueves, en rechazo del despido de 400 contratados y 2.600 tutores virtuales.
Tras una propuesta de reincorporaciones, pago del mes de enero a los tutores virtuales y apertura de negociaciones para resolver el conflicto, la medida fue pospuesta.
Fuentes del gobierno, por su parte, informaron que “se hicieron reuniones en la sede del Ministerio de Modernización con funcionarios de esa cartera, de Educación y el gremio (de
estatales) UPCN, en las que se revisaron 300 contratos que incumplían jornadas de trabajo y se decidió que entre 80 y 100 no serán desafectados”.
En cambio, “hay más de 200 contratos que serán desafectados”, afirmaron las fuentes consultadas, y precisaron que se trata de empleados que “incumplen las jornadas de trabajo. Son contratos que empezaron en diciembre de 2015”, pocos días antes del fin del
gobierno de Cristina Fernández.
Asimismo, expresaron que “a los tutores virtuales se les pide que se inscriban en enero, para saber que cumplen con los requisitos. No se quedarán sin trabajo. Se inscriben en enero para empezar a trabajar en febrero, son 1.800 tutores”, puntualizaron.

ATE.
El delegado de ATE del Ministerio de Educación, Marcos Domínguez, dijo en declaraciones a la prensa que “las sedes del ministerio amanecieron valladas por la policía” a fin de “no” dejarlos entrar.
“A las 10 íbamos a hacer una asamblea y la policía, sin miramientos, no nos dejó entrar y le pegaron a nuestro secretario del gremio, Rodrigo Recalde”, agregó.
“Lo tiraron al piso y le pegaron, por lo que se decretó un paro de 24 horas y no descartamos ampliar la medida de fuerza a otros ámbitos de la administración pública”, destacó el delegado.
Además, dijo que el gremio, junto a sindicatos docentes, realizaban “por tiempo indeterminado” una protesta frente al ministerio, en la entrada de Marcelo T. de Alvear.
Recalde, por su parte, sostuvo, en declaraciones a radio Futurock.fm, que cuando quisieron “hacer entrar a compañeros de conducciones nacionales de sindicatos” fueron “atacados a golpes por la policía”.
El delegado manifestó que los incidentes se registraron “en el único pasillo de acceso, en el palacio Pizzurno” y destacó que fue “golpeado por el comisario que estaba a cargo del protocolo de seguridad”.
“Después me fui a la sala médica del ministerio, que me dieron cobertura por la ART”, precisó.
El gremio UTE-Ctera informó en un comunicado que “estaba prevista una asamblea pacífica en el Ministerio de Educación en reclamo por los 3.000 despidos”, pero la “Policía Federal obstruyó el ingreso al Palacio Pizzurno y comenzó a reprimir a los trabajadores”.
En ese marco, “Leo Santucho, de Ctera, y Rodrigo Recalde, delegado de ATE, fueron salvajemente golpeados por la policía”.
El secretario general de UTE y gremial de Ctera, Eduardo López, afirmó en un comunicado que se declaró “un paro de 24 horas”, dijo. (DyN)