“Respetemos lo que le Justicia dice”

La senadora nacional del PRO, Gabriela Michetti, afirmó ayer que no está de acuerdo con que el vicepresidente Amado Boudou deba pedir licencia, como sostienen sectores de la oposición y expresó que “no estoy muy de acuerdo en eso”, en tanto aclaró que “si fuera alguien de mi espacio diría lo mismo”, sin hacer mención al procesamiento del jefe de gobierno porteño, Mauricio Macri por las escuchas ilegales.
“La inocencia como presunción hasta que se demuestre lo contrario es una regla de nuestro derecho”, agregó en declaraciones que formuló en el programa televisivo que conduce Mirtha Legrand.
Asimismo, Michetti expresó que “si la persona está ejerciendo su función y no está interviniendo para que la justicia se frene, entonces quedémonos con esa situación, porque si no el principio de inocencia lo pasamos por arriba”
A su vez, señaló que “aunque sea de otro partido político y a mí me convenga tirarle más cosa feas encima, prefiero decir que la justicia está avanzado, es bueno eso y respetemos lo que la justicia dice”.

Macri.
“Hay que ser respetuosos con todos, con los propios y con los del otro lado” añadió la senadora del PRO, sin mencionar que Macri tiene un procesamiento en su contra en la causa por espionaje ilegal en la ciudad de Buenos Aires, donde se lo investiga por la red montada por el agente Ciro James para espiar a políticos y empresarios.
El jefe de Gobierno también fue procesado en 2001 en una causa por contrabando de autopartes y fue finalmente absuelto por la Corte Suprema de ese momento, la denominada “mayoría automática” que funcionaba desde la época menemista.
Esta absolución, rodeada de una gran polémica, fue uno de los motivos para que el Senado destituyera a fines de 2003 a uno de los magistrados de esa mayoría automática de la Corte, el doctor Eduardo Moliné O’Connor.

Bonafini.
La presidenta de Madres de Plaza de Mayo, Hebe de Bonafini, se quejó de que en los medios de comunicación “en vez de hablar de lo que se consiguió en el Club de París”, con el acuerdo para que el Estado argentino pague la deuda con ese organismo, “metieron lo de Amado” Boudou, citado por la Justicia a declaración indagatoria por la causa Ciccone.
“En vez de hablar de lo que se consiguió en el Club de París, metieron lo de Amado. Palo y palo con eso. Los canales y las radios están en red. ¿De qué se quejan cuando la presidenta (Cristina Kirchner) habla en cadena nacional, si ellos están en red todo el año?”, planteó la dirigente defensora de los derechos humanos en declaraciones a radio LK.

“Campaña repugnante”.
Días atrás, la titular de Madres de Plaza de Mayo había denunciado una “campaña repugnante” contra el vicepresidente, de quien dijo que “está haciendo las cosas bien” y que “se presentará a la Justicia cada vez que lo llamen”.
Hebe de Bonafini también se refirió a los posibles candidatos presidenciales del Frente para la Victoria y sostuvo que el ministro de Interior y Transporte, Florencio Randazzo, le gusta “menos que los otros, aunque más que (Daniel) Scioli”.
“A mí no me gusta para nada Scioli porque nunca se sabe para dónde va. Si hay un viento fuerte para un lado, va para ahí, y si hay un viento fuerte para el otro lado, va para el otro lado. A mí me gusta la gente que tiene una convicción política, que apoya el proyecto en su totalidad y siempre está en el mismo lugar. Este proyecto es una maravilla y por eso nos pegan tanto”, indicó.

Lanata.
Jorge Lanata ensayó el viernes un inusual arrepentimiento: admitió que su llamado a escrachar a jueces fue una “barbaridad”.
El periodista, que el jueves insultó en la radio a los integrantes de la Sala I de la Cámara Federal por un rumor que luego no se concretó, dijo el viernes que tuvo un “brote psicótico” y no debió haber dicho lo que dijo.
Así se refirió Lanata, en la comida mensual que organiza la Asociación de Entidades Periodísticas Argentinas (Adepa), a su convocatoria a escrachar a Eduardo Freiler, Eduardo Farah y Jorge Ballestero, que llegó al punto de pedirles a los compañeros de colegio de los hijos de los jueces que repudien el accionar de sus padres.
“Son unos hijos de puta, váyanse a la mierda”, espetó el ex director de Página 12 en su programa en Radio Mitre, luego de difundir el rumor de que esa Cámara apartaría al juez Ariel Lijo de la causa Ciccone, que involucra al vicepresidente Amado Boudou. (NA)