Reunión de la Comisión Interpoderes

SEÑALAN QUE JUZGAMIENTO DE CAUSAS POR LESA HUMANIDAD "NO ESTAN ATADAS A NINGUN GOBIERNO"

Los integrantes de la Comisión Interpoderes para el seguimiento de las causas de lesa humanidad coincidieron ayer en remarcar que las políticas de Memoria, Verdad y Justicia “no están atadas a la agenda de ningún gobierno”, tras una reunión que celebró a instancias de la Corte Suprema.
En este encuentro se subrayó además la necesidad de “no dilatar en el tiempo” los encuentros de este organismo que debe supervisar “la agilidad” en los procesos en los que son juzgados crímenes contra la humanidad.
El inicio del encuentro fue encabezado por el titular de la Corte, Ricardo Lorenzetti; el ministro de Justicia, Julio Alak; la procuradora general, Alejandra Gils Carbó; la presidenta del Consejo de la Magistratura, Gabriela Vázquez; la presidenta de la Cámara Federal de Casación Penal, Ana María Figueroa; y el presidente de la Comisión de Derechos Humanos y Garantías de la Cámara de Diputados, Remo Carlotto.

Comisión.
La Comisión para la Coordinación y Agilización de Causas por Delitos de Lesa Humanidad fue creada por la Corte Suprema a través de la acordada 42/08 y está integrada por representantes de los tres poderes del Estado, el Ministerio Público Fiscal y el Consejo de la Magistratura de la Nación.
“Existe hoy unanimidad en cuanto a que el juzgamiento de estos delitos es un proceso indetenible y progresivo que no puede retroceder. Es una política de Estado y en ella están consagrados los principios del legítimo proceso”, afirmó Lorenzetti.
Frente al reclamo que pide celeridad en las causas que involucran a sectores civiles y empresariales con la maquinaria del terrorismo de Estado, Lorenzetti aseguró que en estas causas “no existe ninguna selectividad”.

Gils Carbó.
Por su parte, Gils Carbó ponderó la realización de este encuentro, al considerar que la Comisión envió ayer “un mensaje claro”.
“Cuando estas reuniones se han distanciado en el tiempo también tienen un efecto de debilitar ese mensaje. Eso genera el riesgo de que algunos sectores refractarios piensen que hay alguna posibilidad de volver a antiguos vicios”, observó la titular del Ministerio Público Fiscal.
A su tiempo, el ministro Alak, aseguró que la política de derechos humanos es “una de las acciones más valoradas del Estado Nacional”.

Remo Carlotto.
En tanto, Remo Carlotto detalló “el impulso” que se dio a los juicios desde el Congreso de la Nación. “La declaración de los juicios como política de Estado fue aprobada por unanimidad en la cámara baja en 2010. Es un mensaje claro que envió en ese sentido el Poder Legislativo”, agregó.
La reunión, que se llevó a cabo en un clima distendido, se realizó por primera vez con los titulares de los diferentes organismos en el estrado, ya que habitualmente los debates transcurren en una mesa redonda.
Vázquez y Carlotto fueron los únicos que se refirieron al acampe realizado por los organismos de Derechos Humanos en plaza Lavalle, para reclamar por el juzgamiento de los civiles.
De algún modo, estos comentarios fueron contestados por Lorenzetti cuando durante su discurso, el último antes de que se iniciara el trabajo en comisión de los funcionarios, afirmó que “el juzgamiento de los civiles está incorporado en la jurisprudencia”.
Agenda de trabajo.
Al término del encuentro, los representantes de cada poder acordaron una agenda de trabajo que les permita abordar las cuestiones puntuales que puedan surgir en cada uno de los procesos.
“Esta foto demuestra que en este tema la justicia trabaja unida”, dijo Vázquez sobre la asistencia perfecta de los diferentes poderes en el estrado, pero vaticinó, críticamente, que “seguramente no estará en la tapa de los diarios de mañana (hoy)”.

Dificultades.
Entre los temas que se han individualizado como factores que producen dificultades figuran “la frecuencia en las audiencias”, que está directamente relacionada con la integración de los tribunales, ya que muchas veces no están nombrados los titulares de esos juzgados ni tampoco los subrogantes, explicó Vázquez.
La presidenta del Consejo de la Magistratura asumió que la designación de los magistrados y de los subrogantes han sido afectados por los años en que el Consejo de la Magistratura estuvo paralizado, pero aseguró que desde que ella asumió la presidencia del cuerpo se está trabajando para poder avanzar en este proceso de selección de jueces titulares y subrogantes.
“La nueva ley de subrogancias va a venir a resolver el problema de la frecuencia de audiencias, por lo menos hasta que puedan designarse los jueces titulares”, consignó Vázquez. (Télam)