Reunión para definir la rentabilidad de las estaciones de servicio

La titular de Federación de Empresarios de Combustibles, Rosario Sica, dijo que el ministro Julio de Vido le pidió que vaya “trabajando con los precios”. Entre la Capital y el interior hay diferencias de 50 o 60 centavos en el valor de venta.
Técnicos del Ministerio de Planificación Federal, de la Federación de Empresarios de Combustibles (FECRA) y de las petroleras se reunirán hoy para tratar de encontrar una solución definitiva a los reclamos de mejora de rentabilidad de las estaciones de servicio, y recomposición salarial de los trabajadores del sector.
Esa cita -que aún no tiene definida la hora- fue acordada el martes pasado en una reunión que mantuvo la titular de Federación de Empresarios de Combustibles (FECRA), Rosario Sica, con el ministro de Planificación, Julio De Vido.
Sica destacó ayer, en declaraciones a la agencia DyN, que “queremos encontrar una solución definitiva y no transitoria”, y sostuvo que “si (el Gobierno) tiene buena voluntad no puede llevar mucho tiempo”. La dirigente remarcó que De Vido “se comprometió personalmente a encontrar una solución lo antes posible y puso a mi disposición sus técnicos”.
“Nos pidieron que vayamos trabajando con los precios. En estos días estuve relevando los precios de los combustibles en los diferentes lugares de la Capital Federal, el conurbano bonaerense, y el interior del país, como para que empecemos a trabajar mañana (por hoy)”, comentó. En este sentido, sostuvo que entre las estaciones de la Capital y el interior “hay una diferencia de unos 50 o 60 centavos en el precio de venta”. “Les queda un 2 por ciento, que no es mucho, o sea que al final no es tan saludable la situación de las estaciones de servicio en el interior”, señaló.

Diferencias.
La asimetría de precios que hay entre la Capital Federal y Gran Buenos Aires con el interior del país, y los impuestos que inciden sobre la actividad, habían sido dos de los puntos principales expuestos por Sica ante De Vido. Para Sica, el tema de mejorar la rentabilidad del sector que es de entre 7 y 8 por ciento, es el más urgente.
La semana pasada, la Mesa Multisectorial aceptó una tregua y no concretó una amenaza de paro de actividades para el 31 de diciembre y el 1 de enero para no perjudicar el traslado de la gente durante las fiestas. Sin embargo, Sica aseguró que se mantiene el estado de alerta en el caso de que no se obtenga una solución final.
Para FECRA, la solución para lograr una mayor rentabilidad consiste en que el Gobierno baje los impuestos; ya que cada litro de combustibles tiene 70 por ciento de tributo, que va para el Estado, pero por el impacto de la crisis económica en las arcas fiscales parece poco probable que el Gobierno opte por esa vía.
Los reclamos de las estaciones de servicios son básicamente cuatro: mejorar la rentabilidad; garantizar el total abastecimiento de combustibles a todas las bocas de expendio del país; una recomposición salarial del 15 por ciento que reclama el sindicato; y renovación automática de los contratos, que ya existe un compromiso de las petroleras en este sentido. A principios de diciembre hubo un cese de actividades de 24 horas en las estaciones de servicio. En caso de adoptarse una nueva medida de fuerza, esta vez realizarán un paro de 48 horas.
(DyN)