Revés judicial para Blaquier

La unidad fiscal para causas de derechos humanos en Jujuy pidió la elevación a juicio oral de dos causas en las que el principal imputado es el empresario Carlos Pedro Tadeo Blaquier, dueño del Ingenio Ledesma, por secuestros, tomentos y homicidios cometidos durante la última dictadura.
Una de esas causas es la de la denominada “noche del apagón” de julio de 1976 cuando durante un corte de electricidad generalizado en la localidad de Libertador General San Martín, fuerzas de seguridad usaron camionetas de Ledesma para secuestraron a veintitrés personas y trasladarlas.
La otra causa es la denominada Aredez, por el secuestro de 26 personas la noche del 24 de marzo de 1976, usando también camionetas de la empresa de Blaquier.
Blaquier fue imputado como partícipe necesario de cuatro homicidios con alevosía, y los delitos de allanamiento ilegal de domicilio en veinte hechos, por privación ilegítima de la libertad agravada por mediar violencia y amenazas; y por tormentos agravados.
Tanto su procesamiento como el del ex administrador de Ingenio Ledesma, Alberto Enrique Lemos, en la causa “Aredez” había sido confirmado en agosto del año pasado por la Cámara Federal de Salta.

A juicio.
La Unidad de Asistencia para causas por violaciones a los Derechos Humanos durante el Terrorismo de Estado de Jujuy, a cargo de Pablo Pelazzo, solicitó la elevación a juicio de las dos causas, informó ayer el sitio www.infojusnoticias.gob.ar.
También están acusados por los mismos delitos cinco ex policías y cuatro ex guardiacárceles, quienes habrían utilizado camionetas facilitadas por la compañía.
Se trata de los ex guardiacárceles Carlos Alberto Ortiz, Ricardo Orlando Ortiz, Mario Marcelo Gutiérrez y Herminio Zárate, y los ex policías José Américo Lescano, Pedro Ríos, Carlos Humberto Cachambe, Virgilio Choffi y Juan de la Cruz Kairuz.
Kairuz se desempeñaba además como técnico del equipo de fútbol del Club Atlético Ledesma de Jujuy y había jugado profesionalmente en Atlanta, Newell’s y San Martín de Tucumán.

Massot.
La Asamblea Permanente por los Derechos Humanos (APDH) de Bahía Blanca actuará como querellante en el marco de la causa que la Justicia Federal investiga al director del Diario La Nueva Provincia, Vicente Massot, imputado en una causa por delitos de lesa humanidad.
Así lo confirmó el abogado de APDH, Walter Larrea, al señalar que el juez ad hoc Alvaro Coleffi aceptó que el organismo sea parte querellante en la causa.
“El hecho de que en una causa donde no se está investigando la responsabilidad penal de actores militares que un organismo de derechos humanos de la ciudad, como es la Asamblea Permanente, esté admitido y reconocido como querellante tiene la particularidad de que el pronunciamiento judicial entiende que estos tipos de delitos tiene esa significación que desde hace mucho tiempo se le está dando de parte de los organismos y de la ciudadanía”, señaló Larrea en declaraciones a FM de La Calle.

Colaboración.
El letrado comentó también que la APDH colaborará y además articulará con los integrantes de la Unidad Fiscal de Derechos Humanos “para aportar pruebas como a impulsar aquellas medidas que consideremos necesarias para el buen final de la causa”.
Massot está acusado de integrar “junto con los mandos militares una asociación ilícita con el objetivo criminal de eliminar un grupo nacional”, para lo cual habría contribuido desde el multimedio actuando “de acuerdo a las normativas y directivas castrenses y en cumplimiento de tales”. (Télam)