Revocan el arresto domiciliario a Girat

El ex suboficial de la Armada Marcelo Girat, condenado el miércoles pasado a 14 años de prisión domiciliaria por abusar sexualmente de su hija, fue trasladado a la Unidad Penal XV de Batán, al no poseer domicilio fijo para cumplir con ese tipo de arresto, informaron fuentes judiciales.
En una audiencia llevada a cabo en el Tribunal Oral 3 de Mar del Plata y de la que participaron los jueces Juan Manuel Sueyro y Fabián Riquert, el fiscal Eduardo Amavet, el condenado y la abogada defensora Luz Alonso Proto, se resolvió la revocatoria de su condición de arresto y el traslado a la Unidad Penal XV de Batán, adonde llegó ayer al mediodía.
Girat cumplía arresto domiciliario en la casa de su hermano, donde también residen dos niñas menores de edad, por lo que se determinó revocar la modalidad de arresto con monitoreo.

Encarcelamiento.
El fiscal había realizado ayer una presentación solicitando el encarcelamiento efectivo de Girat, pero antes de que los jueces finalizaran la lectura de ese pedido hizo saber que el procesado y su abogada defensora estaban en esa sede tribunalicia y pedían que se los escuchara.
En la resolución de ayer a la que tuvo acceso Télam, se explicó que el imputado “manifestó no contar con domicilio en virtud de los violentos sucesos ocurridos recientemente, los que resultan de público y notorio conocimiento y, por consiguiente, no estaba en condiciones de cumplir con la primera regla de conducta establecida al serle otorgado el beneficio de arresto domiciliario”, dichos avalados por su defensora.
En tanto, el fiscal Amavet dijo en la audiencia que “en función de lo manifestado por el imputado respecto al domicilio, sumado a la pérdida de empleo en las Fuerzas Armadas, hace que su arraigo sufra un gran deterioro” y “que a todo eso se le debe sumar la magnitud de pena en expectativa”.

Revocación.
La resolución indica que ese conjunto de cosas legitimó la revocación del beneficio otorgado por la Sala I de la Cámara de Apelaciones local, compuesta por los jueces Javier Gustavo Mendoza, Marcelo Alfredo Riquert y Esteban Ignacio Viñas.
Conocida la decisión judicial, Rocío, la hija del ex suboficial que fue sometida a abusos, dijo a Télam sentirse “más aliviada porque se hizo justicia” y refirió que “ahora queda que investiguen a los que fueron cómplices de sus movimientos en la Base Naval (de Mar del Plata), lugar donde me violaba”.
También señaló que su objetivo “es ayudar a todas las chicas que pasaron o están pasando por situaciones similares” y remarcó que las jóvenes abusadas sexualmente “tienen que hablar y denunciar” porque “es la única solución y el camino a la libertad. Ahora cuando pase toda esta locura voy a analizar la forma en que puedo ayudar a otras chicas”, manifestó.
Rocío contó que se enteró de que a su padre lo estaban trasladando a Batán cuando estaba en un canal de televisión “que sacó al aire al juez Viñas, quien justificó que había dado el arresto domiciliario porque no había peligro de fuga; un argumento estúpido, porque tiene que cumplir una condena de 14 años, así que sí hay peligro de fuga”.
“Fue vergonzoso lo que dijo y como no quiso debatir conmigo cortó la comunicación”, completó la joven de 20 años.

Medidas.
La joven resaltó “el compromiso que asumió el ministro de Defensa, Agustín Rossi, quien me aseguró que va a tomar las medidas correspondientes con las personas que vieron que entraba conmigo en la Base Naval, siendo menor, y no hicieron nada”.
“Yo soy Rocío Girat, no tengo claro todavía si me voy a cambiar el apellido, pero soy esto que ven y la voy a seguir peleando”, completó.
En tanto, Amavet se mostró “satisfecho” con la resolución porque “no es un alivio personal sino que es un alivio para toda la sociedad”.

Condenado.
Girat fue condenado el miércoles pasado a 14 años de prisión y conocida la sentencia el ministro de Defensa, Agustín Rossi, instruyó al Jefe de la Armada, almirante Gastón Erice, para destituirlo de su cargo en la Armada e iniciar una investigación. (Télam)