Revuelta en una cárcel

UNA PRESA MURIO EN LA PLATA

Al menos cuatro reclusas resultaron heridas durante un motín que ocurrió en la noche del sábado en la Unidad Penal Nº 8, de la ciudad de Los Hornos, tras la muerte de una presa en circunstancias confusas.
Fue durante la visita de sus familiares que una reclusa de la se descompensó. Su cuadro era grave y la trasladaron a la Unidad de Pronta Atención (UPA) más cercana, pero no sobrevivió. Ante esto, un grupo de mujeres del pabellón 4 comenzaron una revuelta que generó momentos de tensión en esa cárcel.
Los incidentes comenzaron por la tarde y se extendieron hasta la madrugada de ayer. No hubo quema de colchones, como trascendió en las primeras horas del día de ayer, pero las fuentes del Servicio Penitenciario Bonaerense informaron a Clarín que un grupo de detenidas inició una batucada de protesta al enterarse del fallecimiento Luisa Cienfuego, una compañera de 43 años.
Cienfuego se descompuso al mediodía cuando compartía con sus dos hijas y su yerno el horario de visita. Según las fuentes, “la mujer se descompensó al enterarse que un sobrino había caído preso. El médico del penal la asistió pero decidió trasladarla”.

Infarto.
Así, la detenida fue llevada hasta la UPA de Los Hornos, de avenida 66 y 153, ubicada a menos de 10 cuadras de la cárcel. ¿El diagnóstico? Una afección cardíaca que los médicos no pudieron estabilizar: murió de un infarto.
“Al conocer lo ocurrido, los familiares de Cienfuego generaron un foco de tensión en la cárcel cuando fueron a retirar sus pertenencias. Y fue entonces que las compañeras de la reclusa fallecida empezaron una revuelta”, indicaron las fuentes.
“Luego de que los penitenciarios lograran contener a las presas del pabellón 4 y las obligaran a volver a sus celdas, 14 detenidas fueron trasladadas a los penales de Melchor Romero y Magdalena”, señalaron. (NA)