Sala levantó huelga

SUS ABOGADOS LA ENCONTRARON DEBILITADA

La encarcelada dirigente social jujeña Milagro Sala levantó ayer la huelga de hambre que comenzó el viernes último en protesta por una sanción de aislamiento con restricción de visitas y le explicó al juez de Control jujeño Isidoro Cruz que cesó la protesta a pedido de su familia.
“He levantado la huelga de hambre (…) por pedido de mi familia, ya que no quiero que se sigan preocupando”, escribió en una carta al juez Cruz la dirigente de la organización Tupac Amaru y diputada del Parlasur.
Por su parte, un comunicado de prensa de la Tupac confirmó que “por pedido de sus abogados que la encontraron debilitada debido a los cinco días de huelga de hambre y ante la preocupación de su familia por el riesgo que corría su vida, Milagro Sala resolvió levantar la medida”.
“Sin embargo, continúa denunciando la ilegal y arbitraria sanción en su contra. En Plaza de Mayo continuará el acampe y la huelga de hambre hasta tanto se levante el castigo”, agregó.
Curas villeros y dirigentes sociales iniciaron el lunes por la noche una huelga de hambre y un acampe que continuaban ayer para reclamar el levantamiento de la sanción a Milagro Sala.
Por su parte, el Centro de Estudios Legales y Sociales (Cels) hizo una presentación ante la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) en la que sostuvo que la sanción es injustificada, fue aplicada sin previa notificación y señaló que Sala decidió protestar frente a “este escenario y a la arbitrariedad que continúa caracterizando su privación de libertad”.
Sala había iniciado la huelga de hambre hace cuatro días en protesta por una sanción de aislamiento de 10 días que le impuso el servicio penitenciario provincial del que depende la cárcel de mujeres del barrio Alto Comedero donde está detenida. (Télam)