San Luis confirma rechazo

El gobernador de San Luis, Alberto Rodríguez Saá, ratificó ayer que su provincia “no firmó el Pacto Fiscal ni lo va a firmar”, porque le “provoca un enorme perjuicio” económico. El mandatario puntano se expresó así al exponer ante un plenario de comisiones del Senado respecto del Pacto Fiscal y los proyectos de reforma previsional y de ley de responsabilidad fiscal.
“San Luis no firmó ni lo va a firmar, porque implica desistir de los procesos judiciales relativos al régimen de coparticipación sin ninguna compensación a cambio. Todo lo que propone el Gobierno con bonos y todo, provoca a San Luis un enorme perjuicio”, señaló.
De esa manera se refirió al acuerdo, denominado Pacto Fiscal o Consenso Fiscal, que firmó la Nación con las provincias y que, hasta el momento, solo excluye a San Luis dado que la gobernadora de Santa Cruz, Alicia Kirchner, sumó su firma el último miércoles.
Además, Rodríguez Saá criticó todo el paquete de reformas que impulsa el Gobierno y que fue acordado con sus pares de los otros 23 distritos, incluida La Pampa.
“El Consenso Fiscal quiere disminuir el stock de deuda que la Nación tiene con las 24 jurisdicciones, lo que lo habilitaría a seguir endeudándose a nivel internacional”, señaló el gobernador puntano. También afirmó que la provincia de San Luis “no cede autonomía” y agregó: “Tenemos la menor presión impositiva del país. ¿Y encima tenemos que ceder? No”.
“El consenso incluye el apoyo a las reformas previsional, laboral. Vi un cartel que decía ‘Reforma previsional no’. El consenso lo podemos hacer entre nosotros acá pero vayan y háganlo en la calle”, desafió el gobernador.
Dijo que “legitimar que se le quiten a los jubilados 60 mil millones de pesos, ¿por qué? Muchachos, ustedes tiene que administrar bien la Nación. ¿Por qué no nos permiten a nosotros monitorear cómo administran ustedes?”.