Inicio El Pais Se cumplen 50 años del primer trasplante de corazón artificial creado por...

Se cumplen 50 años del primer trasplante de corazón artificial creado por un cirujano argentino

El próximo 4 de abril se cumplirán 50 años del primer trasplante de corazón artificial total, técnica creada por el médico argentino Domingo Liotta junto a su socio estadounidense Denton Cooley. Ese día fue aplicada con éxito en una operación que se realizó en un hospital de Texas, en 1969, lo que marcó un «hito» en la cirugía cardiovascular.

«Fuimos los primeros que instalamos un corazón mecánico ortotópico replicando las condiciones de los verdaderos corazones. No hicimos más que imitar eso utilizando los materiales que había en ese entonces», dijo Liotta en una entrevista hace unos años sobre su gran aporte a la historia de la medicina.

Quien recibió ese corazón fue Haskell Karp, de 47 años de edad, un paciente muy afectado por una insuficiencia cardíaca y que ya había sufrido varios infartos por lo que fue operado en el Texas Herat Institute de Houston.

«Fue una jugada para ver si el paciente sobrevivía. Le implantó el corazón artificial y funcionó», contó Fernando Cichero, presidente del Comité de Ética del Colegio de Cirujanos Cardiovasculares, y agregó que «esto demostró que la perspectiva tecnológica y médica no tenía límites, habían logrado reemplazar un corazón humano por uno mecánico».

«Antes, todos los libros de cirugía decían que no se podía tocar el corazón, pero al lograr hacer cirugías con el corazón parado con la ayuda de una máquina, la perspectiva sobre como tratarlos cambió muchísimo», aseguró Cichero.

En la misma época que Liotta y Cooley lograron utilizar con éxito un corazón artificial, se realizó el primer trasplante de corazón en Estados Unidos y el médico argentino René Favaloro hizo la primera operación del bypass, lo que significó una «revolución» para la cirugía cardiovascular.

«El merito de Liotta fue conceptualizar el mecanismo para implantar un corazón ‘de plástico’ en un humano», aseguró Cichero y comentó que, en la actualidad, «una persona puede llevar una vida normal con un corazón artificial, con ciertos riesgos».

No obstante, por el avance de los trasplantes de corazón, hoy en día se suele utilizar los corazones artificiales para esperar hasta la cirugía.
«Hoy por hoy el corazón artificial se utiliza para esperar un donante. Es para situaciones extremas, los ayuda a mantenerse latiendo. Sirve como un ‘puente’ hasta la operación», explicó Jorge Tartaglione, médico cardiólogo,

«Por suerte el trasplante cardíaco es una tecnología que se utiliza de forma cotidiana, acá hay profesionales que trabajan muy bien», aseguró Tartaglione, que valoró que «gracias a la ley Justina hay mucha más donación de órganos».

Liotta operó hasta el 2006, actualmente tiene 94 años, fue profesor y se desempeña como vicerrector emérito de la Universidad de Morón. Además de médico sanitarista, en 1973 Liotta asumió como secretario de Salud y fue el autor de la ley 20.748, que creó el Sistema Nacional de Salud Pública al tiempo que trabajó como médico personal del ex presidente Juan Domingo Perón.

El prototipo clínico original del corazón artificial total Liotta-Cooley fue elegido, en el año 2006, para su exhibición en forma prominente en el nuevo Sector de Exposición de «Tesoros de la Historia Americana» de la Smithsonian Institution.

También el año pasado, la Legislatura porteña distinguió al cardiocirujano argentino como personalidad destacada de las ciencias. En estos días se llevarán a cabo distintas actividades y actos en la ciudad entrerriana de Diamante, su lugar natal, en homenaje a su aporte a toda la humanidad. (Télam)