Se suman los cuestionamientos a Lifschitz desde Nación

El subsecretario de Gestión Municipal del ministerio del Interior, Lucas Delfino, cuestionó ayer al gobernador de Santa Fe, Miguel Lifschitz, pues “la predisposición y vocación política de llevar soluciones” no se da con esa provincia y responsabilizó por esa actitud al “oportunismo político” del mandatario “para tener un poco de cámara y tapar las deficiencias de su gestión”.
Delfino sostuvo que el gobierno del presidente Mauricio Macri tiene “vocación de realmente solucionar los problemas de los argentinos” y denostó “el oportunismo político de Lifschitz” que “siempre está a la orden del día para tratar de tener un poco de cámara y tapar una gestión deficiente que lleva muchos años en Santa Fe”.
Delfino coincidió con las afirmaciones realizadas recientemente por Macri, quien había señalado su diferencia “con la forma de ver la política que tiene el socialismo”, al referirse al gobierno de Lifschitz, a quien cuestionó por su “falta de vocación” para “coordinar políticas con la Nación”.
“La gente nos votó para trabajar mancomunadamente con los gobernadores más allá de su signo político y eso es lo que nos pide siempre el presidente”, sostuvo Delfino en declaraciones a FM Futu Rock.
El funcionario precisó que el gobierno de Macri encontró “respuesta inmediata de otros gobernadores, incluso mucho más distantes del gobierno nacional y no hemos encontrado ese mismo eco en Santa Fe que, encima es una provincia que es afectada por problemas importantes”, entre los que mencionó el narcotráfico, inundaciones y de infraestructura.
Para Delfino, “la predisposición, la formulación de proyectos o la vocación política de llevar soluciones no se da con Santa Fe como se da con casi todos los gobernadores de las provincias”.

Binner.
El ex gobernador de Santa Fe, Hermes Binner, manifestó ayer su “preocupación” porque el gobierno de Mauricio Macri “todavía no ha logrado asentarse y surgen improvisaciones” al poner como ejemplo que “no está claro qué hacer para frenar la inflación”, que definió como “una máquina de hacer pobres”.
“Se pensaba en una reactivación para el segundo semestre, y hasta ahora no se ve una política clara al respecto”, afirmó el presidente del Partido Socialista en declaraciones a radio Diez.
Consultado sobre las críticas a Lifschitz, Binner restó importancia y dijo que “hay que trabajar para que cuestiones como éstas se superen rápidamente”. (Télam)