Se suman los problemas en Flybondi

CANCELACIONES DE VUELOS AFECTARON A PASAJEROS EN TODO EL PAIS

Más de seis mil pasajeros quedaron varados este fin de semana en aeropuertos de diversos puntos del país por la cancelación de alrededor de 33 vuelos. Usuarios denunciaron abandono por parte de Flybondi.
La lowcost del macrismo coronó las vacaciones de invierno con un fin de semana de locura: más de seis mil pasajeros quedaron afectados, algunos de ellos varados, tras una serie de cancelaciones, reprogramaciones y desvíos de distintos vuelos que la empresa atribuye a las condiciones climáticas. Alrededor de dieciocho vuelos fueron cancelados el viernes, dieciséis de ellos previstos desde y hacia el aeropuerto que funciona en la Base Militar de El Palomar.
En total, entre el viernes y el domingo, se suspendieron treinta y tres vuelos con partidas desde El Palomar hacia Neuquén, Bariloche, Iguazú, Jujuy, Posadas, Córdoba y dos vuelos previstos hacia Mendoza. También los arribos a ese aeropuerto desde Bariloche, Córdoba, Iguazú, Jujuy, Neuquén, Posadas y Mendoza. En el caso de El Palomar, cientos de pasajeros denunciaron que tuvieron que dormir dos días en las precarias instalaciones del aeropuerto sin que la empresa les facilitara alojamiento ni comida.

Suspensión.
En el aeropuerto de la Base Militar El Palomar, cruzado por los vaivenes judiciales de la suspensión y cierre de sus actividades, fueron suspendidos treinta y tres. “El cierre del Aeropuerto El Palomar (EPA) durante más de 30 horas por malas condiciones climáticas, generó un impacto operativo que provocó algunas cancelaciones y demoras”, fue una de las explicaciones que la empresa brindó. La masiva y repentina cancelación de los viajes provocó la indignación y el descontento de los damnificados.
Días atrás el ministro de Transporte Guillermo Dietrich aseguró en que no había riesgos en volar con la lowcost. La defensa del funcionario vino después de ser consultado por la presentación que hicieron ante la Justicia asociaciones vecinales cercanas al aeropuerto de El Palomar para pedir su clausura ante la posibilidad de que hubiera un accidente que perjudique a los chicos de los colegios cercanos. “Volar es seguro”, aseveró el Ministro después de que se conocería la denuncia de los vecinos que también incluyó un pedido de suspensión de la empresa aérea Flybondi que opera en esa terminal aérea.

Problemas recurrentes.
Desde su desembarco en el país la empresa no ha parado de acumular irregularidades. Fallas, demoras, desvíos, imprevistos técnicos y aviones que nunca levantan vuelo son moneda corriente en la aerolínea ligada a Richard Gluzman -un ex socio del vicejefe de Gabinete Mario Quintana-, que este fin de semana dejó a su suerte a unas seis mil personas en todo el país.
Hace diez días un avión de la empresa debió cancelar su despegue desde Puerto Iguazú luego de que la cola chocara con la pista durante la carrera de despegue. “Tuvimos una notificación de la autoridad aeronáutica de que hubo un incidente en Iguazú a la madrugada de un avión de Flybondi. Lo importante es que no salió el vuelo y previamente se notificó”, había explicado Pamela Suárez, titular de la Junta de investigación de accidentes de aviación civil. (Página12.com)

Disturbios y denuncias
Por las numerosas cancelaciones que se produjeron el fin de semana en la aerolínea low cost “Flybondi”, en distintos aeropuertos del país se produjeron disturbios y los pasajeros se agarraron a golpes con los empleados, por lo que debieron intervenir las fuerzas de Seguridad Aeroportuaria para evitar que haya heridos y detener los golpes, insultos y agresiones generados, los hechos de violencia se replicaron en otros lugares donde la furia también se desencadenó. En Iguazú más de 50 pasajeros denunciaron que estuvieron varados casi dos días. En Jujuy también hubo caos y bronca ante cientos de personas que quedaron sin poder viejar y denunciaron que desde la empresa Flybondi no les brindaron ninguna solución ni se hicieron cargo de ningún gasto de alojamiento o comida.