Se abren grietas en Cambiemos

ALGUNOS PIDEN QUE NIEMBRO BAJE SU CANDIDATURA TRAS DENUNCIAS

Las denuncias que involucran a Fernando Niembro por presunto lavado de dinero y contrataciones millonarias con el gobierno porteño abrieron las primeras grietas en el frente Cambiemos, a partir de los cuestionamientos de algunos de sus referentes y el pedido para que el periodista decline su candidatura a diputado nacional por la provincia de Buenos Aires.
Alertados de la posibilidad de que el escándalo perjudique las chances electorales de la postulante a gobernadora bonaerense María Eugenia Vidal -quien llevó al segundo lugar a Cambiemos detrás del Frente para la Victoria en las PASO del mes pasado en la provincia- dirigentes del espacio empezaron a tomar distancia de Niembro.
La diputada nacional Patricia Bullrich admitió ayer que el periodista y candidato atraviesa una “situación personal complicada” y expresó su anhelo de que la justicia actúe “con toda celeridad”.
Consideró que Niembro tendría que haber dicho públicamente que había realizado esas actividades con anterioridad a su nominación y así “todo hubiera sido claro”.
“Nosotros -en el PRO- seguimos adelante y estamos tranquilos con lo que se está presentando en la justicia; creemos que fue una contratación legal y Niembro no era un funcionario público, sino una persona privada”, declaró.

Daniel Salvador.
Más cauteloso que los propios macristas, el radical Daniel Salvador -compañero de fórmula de Vidal- evitó dar definiciones respecto de la conveniencia o no de que el periodista deportivo dé un paso al costado.
En diálogo con Télam, Salvador reconoció que “no se pueden dejar de tener en cuenta” los efectos negativos que el escándalo podría tener sobre la campaña de Cambiemos, aunque aclaró que por el momento “no se evalúan cambios”.
En ese marco, el dirigente radical calificó como “satisfactoria” la respuesta institucional de la administración macrista sobre los supuestos contratos irregulares que le reportaron a productora La Usina, -mientras Niembro y su ex socio, Atilio Meza, fueron sus titulares- más de 23 millones de pesos.
“Desde el punto de vista institucional se han dado las respuestas esperadas: el Gobierno porteño se mostró dispuesto a dar todas las explicaciones y la Legislatura está abierta a facilitar cualquier pedido de informes”, rescató.
Salvador dijo además que “el propio Niembro se presentó ante la Justicia” y afirmó que “lo demás está en el campo de la operación política”.

Ricardo Buryaile.
Sin embargo, la creciente preocupación en las filas de la UCR comenzó a filtrarse y el diputado nacional Ricardo Buryaile juzgó que Niembro “debe dar un paso al costado” en su candidatura, si no puede explicar las denuncias que lo involucran con una empresa que fundó y que era contratada exclusivamente por el gobierno de Mauricio Macri.
“Ante hechos de corrupción lo que uno tiene que cambiar respecto a lo que venimos viendo es la reacción; creo que si acá, tanto en este caso como en cualquier otro, no lo podés explicar, tenés que ser distinto”, argumentó en declaraciones televisivas.

Octavio Frigerio.
De igual manera se pronunció el postulante a intendente de Cambiemos en San Miguel, Octavio Frigerio, quien entendió que Niembro debe “bajar ya su candidatura porque perjudica todo el trabajo que se viene realizando”.
Frigerio -padre de Rogelio, el presidente del Banco Ciudad- consideró que “Niembro debe bajar ya su candidatura porque perjudica a todo el esquema del PRO y a Mauricio Macri”.
Por otra parte, la Juventud Radical de Avellaneda decidió no hacer campaña ni fiscalizar las elecciones de los candidatos de Cambiemos en ese distrito por los escándalos de “corrupción”.
El titular de la JR de esa localidad, Facundo Zapata, anunció además que esta semana presentarán un pedido de impugnación ante la Junta Electoral bonaerense contra la candidata a intendente de Cambiemos, la diputada nacional Gladys González, acusada de tráfico de influencias y malversación de caudales públicos.
“Las acusaciones que ensucian a la diputada por intento de sobornos a la Revista Veintitrés y a Fernando Niembro de cobrar más 20 millones de pesos en el gobierno de la ciudad, los ubican junto a lo peor del kirchnerismo”, argumentaron. (Télam)