Se declaró inocente

Martín Lanatta, uno de los cuatro imputados del triple crimen de Sebastián Forza, Damián Ferrón y Leopoldo Bina, cometido en 2008 en General Rodríguez, se declaró ayer inocente en el inicio del juicio oral por el caso y acusó a un jefe policial local.
El acusado apuntó contra el jefe de calle del lugar donde aparecieron los tres cadáveres en base a lo que le contó un preso que fue propuesto como un testigo por la defensa que considera que aportará más de lo que ya consta en la causa.
“Cuando estaba preso, un compañero me comentó lo de General Rodríguez y yo le dije ‘estoy acá por eso’ y me contestó que me quedara tranquilo que sabía que yo no tenía nada que ver”, afirmó ayer Lanatta.
“Qué garrón que te estás comiendo. Yo sé que vos no sos el autor, fue un policía de General Rodríguez, jefe de calle, Darío Atrio”, agregó el imputado sobre lo que le contó el preso.
Lanatta (38) reveló que esta versión se la había relatado una persona a la que días antes de cometido los homicidios, el policía denunciado “le fue a cobrar una coima” a bordo de una camioneta negra en la que llevaba a Forza, Ferrón y Bina.
Según explicó el acusado, el testigo señaló que Atrio llegó al lugar del encuentro, cerca de donde aparecieron los cadáveres y le dijo “estos se portaron mal”, en referencia a las víctimas. (Télam)