“Se privilegió la vida”

El represor Jorge “el Tigre” Acosta declaró ayer en el juicio oral conocido como “ESMA III”, donde rechazó las acusaciones en su contra y sostuvo que es víctima de una “persecución político-jurídico-mediática”.
“En la ESMA se privilegió la vida, aun yendo en contra de los procedimientos”, sostuvo Acosta ante la incredulidad de varios querellantes, contaron a DyN testigos de la audiencia.
Incluso, Acosta denunció ser víctima de una “persecución” a la que consideró fruto de varios frentes: “política, jurídica y mediática”, dijo.
En ese sentido, el ex marino puso como ejemplo la famosa foto en donde se lo veía con las entonces vedettes Noemí Alan y Adriana Brodsky, mientras cientos de personas morían en los centros clandestinos de detención.
Acosta aseguró que aquél encuentro fotografiado en la década de la dictadura se limitó a “un trato protocolar” porque esas mujeres eran compañías de elenco del actor Rolo Puente, al que conocía.
Al iniciar su indagatoria, Acosta se extendió durante varios minutos sobre sus condiciones de detención, y el tribunal tuvo que conminarlo a responder sobre los hechos por lo que está siendo juzgado, junto a más de un medio centenar de acusados. (DyN)