Se suicidó el fiscal Nisman y conmovió a todo el país

"NO HUBO TERCERAS PERSONAS INVOLUCRADAS", CONFIRMO LA INVESTIGACION JUDICIAL

El informe forense tras la autopsia realizada al cuerpo del fiscal especial de la Causa Amia, Alberto Nisman, confirmó ayer que su muerte se produjo por un disparo que ingresó por el parietal derecho de su cabeza, al tiempo que se estableció que en el hecho no hubo intervención de terceras personas y también que el arma utilizada pertenecía a uno de sus colaboradores, a quien se la pidió el domingo por la mañana.
La fiscal del caso, Viviana Fein, aseguró a través de un comunicado de prensa que ayer por la tarde recibió un anticipo del resultado de la autopsia y que el decano de la morgue judicial le comunicó que en el caso no participó una tercera persona.
“No obstante, la fiscal se encuentra a la espera de los resultados de un cúmulo de medidas probatorias destinadas a poder descartar cualquier otra hipótesis”, dice el comunicado que se publicó en el portal fiscales.gob.ar.
Fein aguardaba para la última hora de ayer (cierre de esta edición) los resultados del barrido electrónico realizado en el gabinete científico de la Policía Bonaerense, para detectar rastros de plomo y de antimonio, una prueba más precisa que el dermotest, que se realiza en las manos de quien se sospecha que gatilló un arma.
Fuentes de la investigación aseguraron a Télam que en la autopsia se determinó que Nisman murió de un balazo que ingresó por el parietal derecho de su cabeza, dos centímetros arriba de la oreja.
Según el informe preliminar que enviaron los forenses a la fiscal del caso, el cuerpo presentaba un orificio de bala y que el proyectil quedó alojado dentro de su cabeza, con pérdida de masa encefálica.

El arma.
El arma que apareció junto al cuerpo sin vida del fiscal federal pertenecía a un colaborador que se la había prestado el domingo a la mañana, informaron fuentes judiciales.
Se trata de una pistola calibre 22 largo marca Bersa, hallada junto al cadáver y un casquillo de la misma arma.
La información sobre la titularidad del arma surgió de la declaración brindada por el propio colaborador del fiscal esta mañana en la que contó que él se la había pedido prestada por cuestiones de seguridad, informaron la fuentes allegadas al titular del juzgado Nacional Criminal de Instrucción 5, Manuel Arturo De Campos.
El colaborador de Nisman contó que el domingo a la mañana le llevó el arma al fiscal hasta su departamento ubicado en el piso 13 de una de las torres del complejo Le Parc, situado en Puerto Madero, información que además quedó plasmada en libro de ingresos y egresos del edificio.

Registro de su muerte.
Las mismas fuentes contaron que el informe forense determinó que Nisman murió entre 12 y 15 horas antes de que se asentará el registro de su muerte, por lo que estimaron que el domingo a las 10 de la mañana se encontraba con vida.
De acuerdo a la reconstrucción de los hechos realizada por los investigadores, cuando apretó el gatillo del arma, el fiscal Nisman se encontraba sentado en el inodoro del baño contiguo a su habitación y su cuerpo cayó por el impacto al piso, de modo que trabó la puerta.
Esa situación, y otras pericias realizadas en el baño en el que estaba el cuerpo del fiscal, le permitió a los investigadores inferir que nadie había podido salir del lugar tras la muerte del representante del ministerio público. (Télam)

Lijo habilita la feria
El juez Federal Ariel Lijo adelantó el regreso de sus vacaciones y habilitará la feria para tomar la denuncia presentada por el fiscal Nisman antes de su muerte, mientras que la Procuración General de la Nación, a cargo de Alejandra Gils Carbó, nombró al fiscal Alberto Adrián Gentili como subrogante al frente de la unidad especial del caso AMIA, hasta el 31 de enero.
El regreso de Lijo, reemplazado por la jueza de turno María Servini de Cubría, fue confirmado a Télam por fuentes judiciales que informaron que el magistrado quiere “asegurar la prueba”.
En tanto, desde la Procuración General indicaron a esta agencia que Gentili será quien subrogue a Nisman hasta el 31 de enero, cuando se decidirá quién quedará al frente de la fiscalía.
Lijo dispuso “medidas urgentes para el aseguramiento de la prueba” de las denuncias realizadas la semana pasada por el fallecido fiscal.
Se trata de las pruebas “relacionadas con las escuchas telefónicas” en las que Nisman fundó la denuncia que efectuó contra el gobierno.
La diligencia se realizó ayer en la sede de la Unidad Fiscal de Investigaciones del atentado a la AMIA, para incautar y asegurar todos los discos compactos donde están grabadas las intervenciones telefónicas y toda la documentación detallada en la denuncia. (Télam)

Marchas por el país
Además del punto central en Plaza de Mayo, miles de personas en distintas plazas públicas y sitios tradicionales de concentración en el interior del país se movilizaron anoche para pedir el esclarecimiento de la muerte del fiscal especial para la causa AMIA. Entre otros lugares se produjeron movilizaciones en la plaza Independencia de Tucumán; en las inmediaciones del shopping Patio Olmos, de Córdoba; en el Monumento a la Bandera, en Rosario; en el centro de Mar del Plata, de San Juan y de Bariloche, y en la plaza Moreno de La Plata.

“AMIA, otra vez tragedia, mentira e interrogantes”
La presidenta de la Nación, Cristina Fernández de Kirchner, publicó ayer una carta abierta en su perfil de la red Facebook, en la que se refirió a la muerte del fiscal de la causa AMIA y puso en duda que se haya tratado de un suicidio.
En el texto, la mandataria expresó que “la muerte de una persona siempre causa dolor y pérdida entre sus seres queridos, y consternación en el resto”. En ese sentido, se preguntó: “¿Qué fue lo que llevo a una persona a tomar la terrible decisión de quitarse la vida?”.
“No sólo hay estupor e interrogantes”, afirmó Cristina. Además, hacia el final de la misiva se preguntó “¿Quién fue el que ordenó volver al país al Fiscal Nisman el día 12 de Enero, dejando inclusive a su pequeña hija sola en el aeropuerto de Barajas, interrumpiendo vacaciones familiares y licencia en el trabajo que habían comenzado el 1ro de Enero y debían finalizar más allá del 20?”.

Archivos desclasificados.
“Por expresa instrucción de la Presidenta de la Nación”, el secretario de Inteligencia, Oscar Parrilli, envió dos notas a la jueza María Servini de Cubría en las que autoriza a desclasificar los contenidos de las escuchas telefónicas realizadas por Nisman y dispone abrir “todo otro material, archivo e información de inteligencia” vinculado a la investigación del atentado a la AMIA. También pidió que se identifique al personal involucrado en la denuncia de Nisman para “proceder al levantamiento del secreto”.

Intervenciones.
Parrilli recordó a Servini de Cubría que Nisman había solicitado a la Secretaría de Inteligencia a través de un oficio “la desclasificación de la identidad, las acciones, los hechos y circunstancias correspondientes al personal de inteligencia que surge del producido de las intervenciones telefónicas de los abonados número: 11-3238-4699, 11-3315-6908, 11-3964-0799 y 11-6224-0263”. Por ello, el titular de la SI dispuso autorizar “la desclasificación del producido de las intervenciones de los abonados números 11-3238-4699, 11-33158-6908, 11-3964-0799 y 11-6224-0263, y de todo otro material, archivo e información de inteligencia vinculada a la investigación del atentado contra la sede de la AMIA”. Dijo que la decisión se toma ” a los fines de brindar la colaboración que sea necesaria” y “por expresa instrucción de la Señora Presidenta de la Nación”.
El titular de la SI, además, solicitó a la jueza que “tenga a bien proceder a identificar los nombres del personal de este Organismo que se encontraría referidos en la mentada denuncia, a efectos de proceder al levantamiento del secretos de los mismos”. (NA)

El fiscal estaba al frente desde 2004
Natalio Alberto Nisman tenía 51 años y llevaba diez años al frente de la investigación del mayor atentado criminal de la historia argentina.
Había llegado a ese puesto en el 2004, cuando el presidente Néstor Kirchner le pidió al entonces procurador general Esteban Righi que lo nombrara al frente de la unidad especial de la fiscalía para intentar rescatar a la investigación del papelón del juicio oral, realizado un año antes.
El proceso oral terminó con la absolución y liberación de todos los acusados y con la carrera del juez federal Juan José Galeano y sus dos principales colaboradores, los fiscales Eamon Mullen y José Barbaccia, desplazados por haberse prestado a la manipulación política de pruebas que las tornaron ineficaces.
Nisman ya llevaba para entonces seis años integrando el grupo, al que fue convocado por sus colegas por sus antecedentes en juicios orales, tareas que había desempeñado en tribunales de Morón y en el juicio a los guerrilleros que asaltaron en enero de 1989 el cuartel de la Tablada.
El fiscal logró apartarse de la responsabilidad en el bluff de la causa y aceptó el cargo, casi simultáneo con la designación de su entonces esposa y madre de sus dos hijas, Sandra Arroyo Salgado, al juzgado federal 1 de San Isidro.
Al frente de la unidad fiscal, estableció fuertes vínculos con la Secretaría de Inteligencia, que a su vez le permitió recibir información de inteligencia sobre el atentado de otras agencias extranjeras, en especial los servicios estadounidenses e israelíes.
A esas agencias y sus legaciones diplomáticas en el país les anticipó medidas que adoptaría en el expediente, según los cables de Wikileaks sobre Argentina.

Acusación formal.
En octubre de 2006 el fiscal Nisman acusó formalmente a Irán de ser el autor intelectual del atentado y a la agrupación Hezbolá de ejecutarlo y pidió el procesamiento de una decena de ex funcionarios iraníes.
La acusación se tradujo en que Interpol decretara en 2007 la “altera roja” sobre cinco de esos funcionarios para su detención en cualquier lugar del mundo por pedido expreso del gobierno argentino.
Un año después pidió la detención del ex presidente Carlos Menem y del ex juez Galeano, entre otros, en el marco de la investigación por el desvío de las pistas en su primer tramo, tras el atentado.
El presunto pedido de baja de esa calificación roja fue la prueba central difundida por Nisman la semana pasada al pedir la imputación de la presidenta y del canciller Héctor Timerman por su supuesto plan para lograr la desincriminación de los iraníes.
El ex jefe de Interpol al momento de que la asociación policial accediera al pedido argentino, Ronald Noble, lo desmintió y en una carta enviada a Timerman confirmó que nunca existió ese pedido. (Télam)

Legisladores opositores brindaron un homenaje
Con cuatro conferencias de prensa por separado, y en la que coincidieron en reclamar el esclarecimiento de la muerte de Nisman, los legisladores opositores brindaron un homenaje al fiscal fallecido, quien ayer debía presentarse ante la comisión de Legislación Penal de Diputados para informar sobre su denuncia contra la presidenta Cristina Fernández de Kirchner.
Conocida la noticia del fallecimiento, la titular de esa comisión parlamentaria, Patricia Bullrich, convocó a un homenaje a Nisman, que se realizó en la sala II del edificio anexo de Diputados, del que participó el bloque PRO, los legisladores de la Coalición Cívica-ARI Fernando Sánchez y Juan Pablo Javkin; el peronista disidente Francisco De Narváez y Néstor Pitrola, del Partido Obrero.
No participaron, en cambio, la UCR, el socialismo, el GEN y Libres del Sur, entre otros bloques opositores, pese a que habían asegurado su presencia durante lo que debía ser la presentación de Nisman.
Luego de un minuto de silencio, Bullrich leyó un documento en el se pidió la implementación de “medidas necesarias y suficientes para preservar la seguridad del equipo conducido por el fiscal Nisman y la integridad de la prueba reunida”.
También pidieron al gobierno nacional que “asegure el esclarecimiento de la muerte” del fiscal especial para la causa AMIA y reclamaron a la Procuradora General de la Nación, Alejandra Gils Carbó, que procure que su reemplazante cuente con “idoneidad y ética”.

Bloques radicales.
Más temprano, los bloques radicales -que desistieron de participar de la reunión encabezada por Bullrich- ofrecieron una conferencia de prensa, también en el Parlamento, en la que pidieron al gobierno nacional que “dé respuestas sobre la muerte de Nisman” y proteja “la documentación y la fiscalía que conducía Nisman”.

FAU.
Por su parte, los presidenciables del FAU Julio Cobos (UCR) y Hermes Binner (Partido Socialista) y la dirigente del GEN Margarita Stolbizer coincidieron en solicitar a la Corte Suprema de Justicia que garantice la “preservación” de toda la investigación realizada por Nisman.

Massa.
El líder del Frente Renovador, Sergio Massa, exigió ayer que no quede “impune” la muerte del fiscal, a la que consideró como una “mancha de sangre que ha caído sobre las instituciones” del país, y pidió la apertura de sesiones extraordinarias en el Congreso para disolver el Memorándum con Irán.
Durante una conferencia de prensa en Tigre, Massa enfatizó que “la sociedad espera que esta muerte no quede impune, que tenga resultado de verdad y que la Justicia actúe con libertad e independencia”.
“Creemos que esta muerte, que es un punto de inflexión en la historia democrática argentina, debe servirle a la sociedad argentina para encontrar el camino de verdad respecto del atentado a la AMIA en 1994”, remarcó, y calificó a la muerte de Nisman como una “mancha de sangre que ha caído sobre las instituciones”.
“Es imprescindible que todos aquellos que tenemos responsabilidad institucional en la Argentina nos expresemos, porque la sociedad así lo espera”, agregó el precandidato presidencial, y resaltó la necesidad de “llegar a la verdad” en la causa AMIA “para recuperar la confianza en la Justicia”. (Télam y NA)

“Nosotros queremos la verdad”
Legisladores del Frente para la Victoria expresaron su “dolor y sus condolencias” a los familiares de Alberto Nisman, y reclamaron el esclarecimiento de la muerte del funcionario judicial. “Nosotros queremos la verdad; reclamamos que se esclarezca este hecho que ha conmovido al conjunto del país; queremos saber qué hecho o sector mafioso que todavía existe llevó a tomar la determinación que tomó el fiscal Nisman”, expresó el titular de la Cámara de Diputados, Julián Domínguez, acompañado por la titular del bloque oficialista, Juliana Di Tullio y otros congresistas.
Domínguez denunció que “hay sectores del aparato de la inteligencia nacional que se resisten a los cambios y que crearon en los últimos 30 años varios climas de inestabilidad”. El titular de la Cámara baja agregó que “los servicios de inteligencia son el único sector que no se ha adaptado a la vida institucional de los argentinos”.
A la vez, la titular del bloque aseguró que “nos parece que todavía hay sectores mafiosos en la sociedad argentina que pueden llevar a tomar una decisión tan dramática” como la de suicidarse, al referirse a la muerte de Nisman. “Repudiamos todo uso político de esta decisión dramática; queremos ser prudentes, tenemos las mismas preguntas que la sociedad argentina”, declaró Di Tullio, quien también reclamó celeridad a la justicia que investiga la muerte del funcionario judicial y saber “con quién habló en los últimos días, qué papel tomó (Horacio) Stiusso y si tuvo contacto con él”.
En la misma línea se pronunció el diputado Andrés “Cuervo” Larroque, quien además sostuvo que “es un día de dolor para toda la sociedad y tenemos que concentrarnos en saber qué ocurrió detrás de esto”. (NA)

Reunión con autoridades de AMIA y DAIA
El jefe de Gabinete, Jorge Capitanich; el ministro de Justicia, Julio Alak; y el secretario general de la Presidencia, Aníbal Fernández, recibieron ayer al presidente de la DAIA, Julio Schlosser, y al titular de la AMIA, Leonardo Jmlenitsky, en Casa de Gobierno, con quienes dialogaron acerca de la muerte del fiscal.
“Vinimos a plantear las situaciones que se están viviendo en nuestro país en el día de hoy (ayer) acerca de la muerte del fiscal, debe profundizarse todo lo que es la investigación de las causas de esta muerte, que debe tener un total esclarecimiento y no quede en el olvido ni quede en una causa que nunca avance”, dijo Schlosser, al término del encuentro, en la jefatura de Gabinete.
El titular de la entidad judía agregó que también plantearon “la necesidad de que todas las causas que llevaba adelante el fiscal continúen sin interrupción en un hecho tan doloroso y shockeante como fue su muerte”.
“También planteamos la necesidad de brindarle a la comunidad judía la tranquilidad para que continúe su vida normal sin sentir ningún tipo de temor”, agregó.
Schlosser sostuvo que “a las víctimas del atentado a la AMIA debo agregar que ya son más de 100 y la muerte del fiscal ya es la 103”.
Su colega de la AMIA, analizó que la reunión “es importante porque significa poner en conocimiento de las máximas autoridades nacionales nuestra preocupación por lo que ha sucedido”.
Jmlenitsky expresó que solicitaron que “solicitaron que la investigación sea exhaustiva hasta saber realmente qué es lo que realmente ha ocurrido; tomar las previsiones para que el atentado a la AMIA se esclarezca definitivamente. Hemos podido plantear todas nuestras inquietudes”. (Télam)