Siete efectivos de Prefectura Naval fueron dados de baja

ESTAN DETENIDOS POR TORTURAR A DOS ADOLESCENTES

Los siete efectivos de Prefectura Naval detenidos luego de ser denunciados por torturar a dos jóvenes de 15 y 18 años, integrantes del colectivo La Garganta Poderosa, en la villa Zabaleta de Barracas, fueron dados de baja de la fuerza.
Ayer, en tanto, integrantes de La Garganta Poderosa junto con referentes sociales y de derechos humanos como Nora Cortiñas, Horacio Verbitsky y el padre Toto, encabezaron un masivo acto en la esquina de Iguazú y Oslvaldo Cruz, en la villa 21-24, con duros cuestionamientos a la ministra de Seguridad de la Nación, Patricia Bullrich, y a los medios de comunicación.
Nacho Levy, referente del colectivo y editor de la revista, repudió los actos de violencia institucional a los que se ven sometidos a diarios los jóvenes de la villa y reclamó un “control popular de las fuerzas de seguridad”.
En tanto, el Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS) exigió que se retire a la Prefectura de la villa.

Indio Solari.
Durante el acto de repudio, además, se escuchó un mensaje de apoyo grabado por parte del Indio Solari: “Va mi apoyo y mi afecto sincero para toda La Poderosa, para Ezequiel y para Iván, que me conmovió por su coraje, tanto como me conmovió su padre que respondió con la palabra exacta, cuando le preguntaron qué sentía: impotencia”.

El hecho.
El hecho por el que el fiscal Adrián Giménez imputó a los acusados por torturas, delito que contempla penas que van de 8 a 25 años, como en casos de homicidios, ocurrió el sábado 24 de septiembre.
Esa noche, un adolescente de 15 años -llamado Ezequiel- fue a visitar a su abuela y de regreso fue frenado por policías de la Federal para revisarlo.
Un amigo del joven, Iván Navarro, de 18 años, pasaba por el lugar y se acercó para ver que sucedía y los oficiales comenzaron a denigrarlos con amenazas y chicanas por su vestimenta.
“Yo me acerqué para darle un abrazo a Eze y un oficial, así, de la nada, directamente vino y me pegó una trompada”, dijo Navarro.
Una vez que los dejaron ir, a unos 30 pasos fueron interceptados nuevamente por tres móviles de Prefectura, con cuatro efectivos en cada uno.
“Nos tiraron adentro de un coche y nos llevaron hasta la garita de Osvaldo Cruz e Iguazú para cagarnos a palos”, contó el mayor de los chicos.
Luego agregó que “nos subieron a otro auto, pero primero nos taparon la cabeza y nos obligaron a sentarnos uno encima del otro”.
Desde la revista pudieron reconstruir que desde allí se los llevaron hasta un descampado lindero al Riachuelo, detrás de una fábrica, sobre el Camino de Sirga.
Luego de recibir más golpes y amenazas, les quitaron sus pertenencias y los liberaron obligándolos a salir corriendo.

Denuncia.
Los dos adolescentes hicieron la denuncia ante la Procuraduría contra la Violencia (Procuvin) y la fiscalía de Pompeya, tras lo cual fueron detenidos los siete prefectos, aunque habría una decena más de involucrados.
Este martes, Iván Navarro fue al canal C5N y relató lo sucedido en el programa Minuto Uno, que conduce Gustavo Sylvestre.
Horas después cuando regresaba a su casa de la villa fue amenazado por efectivos de Prefectura que le recriminaron haberlos “escrachado” en televisión.

CELS.
El Centro de Estudios Legales y Sociales cuestionó duramente a la ministra de Seguridad Patricia Bullrich por no accionar luego de que se conozcan los hechos de secuestro y tortura contra los jóvenes. (DyN)

Compartir