“Signos graves de recesión”

YASKY PIDIO UNIDAD GREMIAL PARA RESISTIR MEDIDAS DEL ESTADO

El secretario general de la Central de Trabajadores Argentinos (CTA), Hugo Yasky, advirtió ayer que “empiezan a haber signos graves de recesión, y esto se va a agravar con el aumento de las tarifas”, por lo que pidió una “resistencia unificada” del sector gremial a las medidas del Gobierno.
“Por más que haya un costado del sindicalismo que quiere impulsar el dialoguismo con esta nueva derecha, que es Cambiemos, vamos a tratar de unificar. Si hay una resistencia unificada va a ser muy difícil que sigan tomando medidas como éstas”, cuestionó Yasky.
El sindicalista sostuvo que desde el macrismo “quieren que haya más desocupación en la Argentina, es lo que necesitan porque sino se les va a hacer muy difícil convencer a los sindicatos de que hay que retroceder en la demanda salarial”.
Sin embargo, aseguró que “se les va a ser difícil convencer a los sindicatos” y agregó que “si a algún dirigente lo convencieran, le va a resultar difícil a ese dirigente convencer a los trabajadores”.
“Los sindicatos vamos a ir por la recuperación del salario y ojalá podamos pelear por la defensa del empleo”, sentenció el gremialista y añadió que “empleo y salario son las dos variables clave para evitar que nos empujen, como nos quieren empujar, a un escenario social parecido a los 90”.
En declaraciones con radio Del Plata, manifestó que “empiezan a haber signos graves de recesión y esto se va a agravar con el aumento de tarifas”, por lo que consideró que frente a esta situación “es clave la unidad de las centrales gremiales”.

Empleados públicos.
Consultado por el despido de empleados públicos, Yasky dijo que “esta política muestra la verdadera cara de esta expresión de la derecha argentina para quienes los seres humanos son materiales descartables”.
“Lo de los empleados públicos le agrega este tufo a caza de brujas, a macartismo”, sentenció el jefe de la CTA, al denunciar una supuesta “persecución ideológica” de los trabajadores contratados durante el kirchnerismo.
En este sentido, expresó que desde el Gobierno “pretenden emparentar al trabajador del Estado que está contratado con un ñoqui” lo que significa “un desprecio total por el sostenimiento de las fuentes de trabajo”.
A modo de ejemplo, sostuvo que la decisión del macrismo de dar de baja un acuerdo entre Aerolíneas Argentinas y la compañía Sol, lo que deja a 250 empleados sin trabajo, “muestra a las claras que lo que les interesan son los grandes negocios y los seres humanos no valen, no importan”.

Havanna.
El Sindicato de Trabajadores Alfajoreros, Pizzeros y Heladeros (Starpyh) denunció que la tradicional empresa Havanna fabricante de alfajores acaba de suspender por una semana a 400 trabajadores temporarios de su planta elaboradora en esta ciudad.
Las autoridades del gremio atribuyen la medida que afecta el empleo de cuatro centenares de empleados a una temporada floja en las ventas, sin embargo la fábrica, en un comunicado, adujo que se trata de una acción debido al traslado de las plantas elaboradoras de alfajores.
En tanto, según trascendió la medida tendrá lugar por espacio desde una semana desde el último viernes.
La empresa aseguró que al encontrarse próxima a iniciar el proceso de traslado de sus plantas elaboradoras, durante 2015 adelantó la producción y el trabajo de este grupo de empleados considerados de “refuerzo” con contratos desde el 1° de noviembre al 1° de mayo siguiente.
“Luego de completarse el stock correspondiente a la semana comprendida entre el lunes 18 y el viernes 22 de enero, la empresa les reasignó el tiempo de tareas, motivo por el cual, todos ellos están cumpliendo con sus trabajos normalmente hasta el día de la fecha y retomarán la producción a partir del lunes 25 de enero”, se dijo desde la compañía.
El sindicato, por su parte alertó que con motivo de las flojas ventas en la costa atlántica, también tienen heladerías y pizzerías de Mar del Plata además de otros balnearios con trabajadores temporarios en riesgo de suspensión.
Por su parte, al producirse el cierre de la primera quincena de enero, el Ente Municipal de Turismo de General Pueyrredón difundió estadísticas oficiales que confirman un descenso del 7,85% en cantidad de arribos con respecto a igual período del año anterior. (NA y DyN)