Sigue el conflicto aeronáutico

DIFERENCIAS POR LAS SUSPENSIONES DE EMPLEADOS

La compañía Aerolíneas Argentinas mantuvo ayer una reunión con los gremios aeronáuticos a fin de comenzar a destrabar el conflicto salarial, pero el encuentro fracasó debido a que la empresa pretendió analizar las 376 sanciones a empleados y los sindicatos plantearon, como condición previa a cualquier conversación, la eliminación de esas suspensiones.
El fallido encuentro se realizó a las 12.00 en la sede de la empresa, en el Aeroparque Metropolitano, con la presencia de representantes de los gremios de pilotos (APA y UALA) y personal de tierra (APTA, UPSA y APA).
Sin embargo, la reunión naufragó antes de que los representantes de Aerolíneas Argentina (AA) llegaran a presentar los números de la oferta salarial, ya que primero propusieron analizar uno por uno los casos de los 376 trabajadores sancionados por participar de las asambleas que paralizaron el servicio de la compañía estatal el 8 de noviembre pasado.
El lunes pasado, al retomar la conversaciones con los gremios, AA había dejado en suspenso esas sanciones al considerar que era imposible mantenerlas en medio del proceso de reapertura de la negociación con los seis sindicatos del sector.
En un comunicado, la aerolínea de bandera informó que el viernes propuso “analizar una por una las 376 suspensiones aplicadas a empleados de distintas áreas que hicieron abandono de tareas el día 8 de noviembre”.
“Sin embargo, los gremios, como condición previa a cualquier conversación, decidieron reclamar la eliminación total de esas sanciones, lo que no tiene fundamento jurídico. Y se levantaron intempestivamente de la mesa de negociación retirándose sin escuchar la oferta salarial”, indicó AA.
Aerolíneas Argentinas había convocado a la reunión para hacer una oferta salarial por la paritaria 2018/2019, luego del encuentro del lunes pasado en la que el presidente de la empresa, Luis Malvido, había recibido a los gremios y en la que se pactó iniciar conversaciones.

Propuesta.
La propuesta que Aerolíneas logró presentar a los gremios “incluía una oferta consistente de ajuste salarial de cara a la paritaria que debe regir desde el 1 de octubre”, la cual “consistía en una suma fija a pagar con los sueldos de diciembre y un ajuste porcentual posterior”, informó.
Además, la empresa buscó proponer “una mesa de diálogo sobre nuevas formas de organización laboral y de interpretación de las normas y pautas de trabajo que permitan mejorar la competitividad empresaria, un paso imprescindible ante los actuales cambios tecnológicos, organizativos y de mercado”.
AA recordó que las sanciones por las asambleas “son de índole personal, y no gremial” y que fueron aplicadas “por razones diferentes en cada caso y luego de la verificación hecha por inspectores de la secretaría de Trabajo de la Nación y escribanos de la propia compañía”.
También la compañía planteó que “sólo durante el mes pasado, los gremios hicieron seis medidas de fuerza contra la empresa, que afectaron a más de 85.000 pasajeros”. (NA)

Falta de pago
Los pilotos de Andes Líneas Aéreas paralizaron ayer siete vuelos de la empresa en reclamo del pago de sus salarios. La compañía pagó sólo el 15% de los salarios a los trabajadores por la crisis financiera que atraviesa desde mediados de este año, dijeron fuentes gremiales.
La Asociación de Pilotos de Líneas Aéreas (APLA) informó que la huelga se realizó entre las 6.00 y las 09.30, por lo que hubo vuelos que se cancelaron.
“Los pilotos de Andes Líneas Aéreas levantaron la retención de tareas iniciada por el pago incompleto de los haberes”, comunicó APLA.
El sindicato aseguró que seguirá “llevando adelante los reclamos y el plan de lucha con las medidas que sean necesarias para que la empresa cumpla con sus obligaciones laborales básicas”.
Esta empresa aerocomercial anunció el 23 de octubre que se reducirá en un 40% en los próximos meses, con un plan de despidos de empleados, devolución de aviones y cancelación de rutas.
“Teníamos una flota y una estructura pensada para nueve aviones y pasamos a una para cinco aviones: 40% menos de gente, 40% menos de estructura, 40% de achique de empresa”, dijo Bernardo Racedo Aragón, gerente Comercial de la firma.
La reestructuración del plan de negocios de la empresa responde a las modificaciones que se han registrado en el mercado aerocomercial argentino en los últimos meses, con el impacto de la crisis cambiaria y económica.
Aragón explicó que la Argentina tenía una balanza comercial del turismo deficitaria, con un rojo de 10.000 millones de dólares al año.