Sigue la protesta en el Conicet

TOMA DEL MINISTERIO DE CIENCIA Y TECNOLOLOGIA

Investigadores del Conicet mantenían ayer una toma del Ministerio de Ciencia y Tecnología, ubicado en el barrio porteño de Palermo, a la espera de que se reanuden las negociaciones por la reincorporación de 500 empleados despedidos del sector, mientras que el ministro Lino Barañao aseguró que no habrá diálogo con una medida de fuerza.
La ocupación de la sede del ministerio se inició el martes tras el fracaso de la reunión de la comisión de seguimiento, integrada por representantes de los científicos y autoridades. La medida de fuerza no impide el ingreso del resto de los empleados al lugar.
“Mientras sigan ocupando el Ministerio no hay diálogo posible. El reclamo puede ser comprensible, pero no tiene asidero legal”, señaló este miércoles el ministro de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva, Lino Barañao.
El funcionario explicó que la propuesta presentada es que los 500 becarios sean reubicados en universidades de todo el país. Al respecto, sostuvo que “hay un bien social que está por encima de un reclamo individual”.
Mencionó que “lo que pueden exigir es tener un lugar de trabajo en el que puedan ejercer su investigación” y en este sentido aseguró que “el acuerdo se está cumpliendo”.
“El Conicet tiende a ser más grande que el de Francia y de Italia, mientras que las universidades tienen solo un 10 por ciento de dedicación exclusiva, pero lo recomendable es que tengan un 50 por ciento”, detalló.

Precarizados.
Por su parte, Lucía Maffey, de Jóvenes Científicos Precarizados, se refirió a la propuesta realizada por el ministerio y explicó: “El problema es que las condiciones que les ofrecen las universidades son menores, con sueldos menores y en el contrato agregaron un punto que dice que de no llegar el financiamiento, pueden quedar en la calle”.
“Vamos a mantener la ocupación pacífica del ministerio hasta que vuelvan a llamar a una reunión y respondan uno por uno los puntos planteados. Invitamos a todos los compañeros a que se acerquen y pongan el cuerpo, ya que la única garantía que tenemos hoy y que hemos tenido siempre es estando acá adentro”, indicó.
Investigadores que mantienen la toma dijeron: “Nos proponen puestos de Jefe de Trabajos Prácticos por dos años y no nos garantizan que sea en el mismo equipo de trabajo, ni la continuidad luego de los dos años de interinato, cuando el concurso que nosotros ganamos es un cargo estable”.
En diciembre de 2016, los científicos realizaron durante cinco días una ocupación del Ministerio de Ciencia y Tecnología, en reclamo por la reinserción de los 500 despedidos del sector. (NA)